FEHGRA Argentina
Prime Ediciones

La primera vuelta al mundo

Por  |  0 comentarios

El mundo cambió después de la épica y más grande odisea de la historia de la humanidad: la expedición de Magallanes y Elcano, que este año cumple su quinto centenario.

 

“Presenté a la sacra Majestad de Don Carlos, no oro ni plata, sino cosas para obtener mucho aprecio de tamaño Señor. Le di un libro, escrito por mi mano, con todas las cosas pasadas, día a día, en nuestro viaje”.

Estas palabras pertenecen al venecianoAntonio Pigafetta, el principal cronista de la expedición de la Primera Vuelta al Mundo de Fernando de Magallanes y Juan Sebastián Elcano, que salió de Sevilla, España, buscando un canal interoceánico entre el Atlántico y el Pacífico.Si bien Colón descubrió América en 1492, los historiadores de todos los tiempos coinciden en que la expedición magallánica, que cumple 500 años, fue la mayor aventura marítima de la humanidad y un acontecimiento clave para la historia del planeta. Tal es así que el mundo no fue el mismo después de este acontecimiento. El historiador español Carlos Martínez Shaw, catedrático emérito especializado en Historia Moderna y académico de laReal Academia de la Historia, expresó que las consecuencias inmediatas de la primera vuelta al mundo fueron la inauguración de una red de intercambios intercontinentales -humanos, biológicos, agropecuarios, culturales, comerciales y económicos-, entre los diversos continentes y su integración en un sistema económico mundial: “Este proceso, que implicó a todos los mundos, generó, paradójicamente, la aparición de un solo mundo y la posibilidad de concebir por primera vez una historia universal”, dijo.

La historia

La expedición de Magallanes y Elcano se llevó a cabo después de una serie de importantes expediciones anteriores, que tuvieron como protagonistas a Cristóbal Colón, Vasco de Gama y Vasco Núñez de Balboa. El 10 de agosto de 1519, 250 hombres partieron del Puerto de Sevilla a bordo de cinco naves -Santiago, San Antonio, Trinidad, Concepción y Victoria-. Navegaron siempre hacia el Oeste, y atravesaronlos Océanos Atlántico y Pacífico.Solo una nave, la Victoria, retomó por el Océano Índico, nuevamente el Atlántico, hasta que alcanzó el puerto de partida, Sevilla. Solo 18 hombres completaron la Primera Vuelta al Mundo de la Historia.

En tierras patagónicas

Promediando el viaje, se desarrolló un acontecimiento especial para nuestro país: el 1º de abril de 1520 se llevó a cabo la primera Eucaristía en territorio argentino. La Misa fue celebrada por el sacerdote español Pedro de Valderrama, quien acompañaba la expedición de Magallanes.Ahora, después de 500 años, el gran acontecimiento será recordado con distintas actividades y un epicentro destacado, la localidad santacruceña de Puerto San Julián. Ciudades costeras patagónicas y diferentes instituciones, entre ellas Filiales de FEHGRA, se suman a la celebración del V Centenario de la Primera Vuelta al Mundo de Magallanes.El evento también se conmemora en otros países. La Red de Ciudades Magallánicas une a más de 20 localidades de España, Portugal, Chile, Argentina y Uruguay, que integran esta organización internacional sin ánimo de lucro, cuya misión es hacer un frente de participación colaborativa entre las diversas sitios que comparten esta historia. En España el acontecimiento fue declarado de interés público por el Gobierno y lleva adelante un extenso programa de actividades, que incluye la destaca exposición “El viaje más largo”, una reflexión sobre la actitud del hombre ante el viaje y lo desconocido que conecta la primera vuelta al mundo de la historia con los desafíos individuales del presente y los retos colectivos del futuro. En uno de los párrafos de la presentación dice: “La primera vuelta al mundo es, en sí, una metáfora de todos los viajes: desde los grandes desafíos colectivos a los pequeños retos individuales”.

Un mundo por descubrir

La Expedición de Magallanes demostró por fin la redondez de la Tierra, pero los descubrimientos no terminaron con este concepto, sino que se sumó una larga lista de lugares, civilizaciones, animales absolutamente novedosos para los europeos. Al llegar al continente americano, Magallanes buscó una conexión entre el mar del Norte, el Atlántico, y el mar del Sur, el Pacífico. Y la encontró: entre tormentas, glaciares y fiordos, descubrió el ahora llamado Estrecho de Magallanes. Fue el 21 de octubre de 1520. Surcando esas zonas, vio decenas de fogatas que encendían los indígenas, por lo que se le atribuye haberle puesto a la zona el nombre de “Tierra de los Humos”, que finalmente mutó al más poético “Tierra del Fuego”.En la Bahía de San Julián, en la Costa Atlántica argentina, vieron por primera vez a la población aborigen de los tehuelches.El cronista Antonio Pigafetta escribió en sus libretas: “Un día en que menos lo esperábamos se nos presentó un hombre de estatura gigantesca (…). Este hombre era tan alto que con la cabeza apenas le llegábamos a la cintura”.En la zona vieron por primera vez guanacos, pingüinos magallánicos y lobos marinos. En su travesía también avistaron orcas, ballenas y tiburones. Eran tierras con historia y tradiciones, pero para ellos era el Nuevo Mundo.

Magallanes y Elcano

El miembro de la nobleza portuguesa Fernando de Magallanes no fue uno de los 18 tripulantes que volvieron al puerto de Sevilla en 1522. Encontró la muerte en combate en un laberíntico archipiélago en el Pacifico: las Islas Filipinas. El marino español Sebastián Elcano quedó al frente de la expedición. Por su proeza marítima, el Rey Carlos I de España lo nombró Caballero de la Orden de Santiago y le otorgó una generosa pensión de por vida. Murió de escorbuto cuatro años después a bordo de la nave Santa María de la Victoria. Integraba una expedición a las islas Molucas, también conocidas como las Islas de las Especias, en Indonesia.

Datos

En la Expo Turismo y Festival Gastronómico “Comodoro Invita” de 2019, la Subsecretaria Municipal de Turismo de Puerto Deseado, junto a la Dirección de Turismo de Puerto Santa Cruz, ya comenzaron el homenaje presentando “platos magallánicos”, en base a Robalo, emblema de Puerto Santa Cruz, y de Pejerrey. La gastronomía representa una síntesis de la cultura, la historia, la naturaleza, la geografía y la biodiversidad marina, y destaca la costumbre del momento con el consumo de los productos e ingredientes que tenían a mano los antiguos navegantes, como el caso de Fernando de Magallanes.

 

La primera vuelta al mundo es, en sí, una metáfora de todos los viajes: desde los grandes desafíos colectivos a los pequeños retos individuales.

 

You must be logged in to post a comment Login