FEHGRA Argentina
Prime Ediciones

Dejá atrás el estrés: disfrutá del las termas

Por  |  0 comentarios

Sumergirse en aguas tibias y dejar atrás las preocupaciones es uno de los grandes placeres que ofrecen estos espacios hídricos. La buena noticia: Argentina tiene circuitos termales en todas sus latitudes.

Por Marysol Antón

Mitad de año, cansancio acumulado, el frío que empieza a hacerse sentir y las ganas de salir de viaje. Un combo difícil de resolver, pero Argentina siempre tiene respuestas para todas las necesidades a nivel turístico. Por eso, para quienes desean dejar los dolores atrás y dedicarse simplemente al disfrute están las aguas termales, presentes en todas las regiones del país. Aunque hay algunas por demás famosas, sorprenderá saber que son muchas más las opciones, y por eso vale la pena conocerlas y ver qué características tiene cada una.

Sin dudas, los circuitos termales más resonantes están en Entre Ríos. Uno de los más visitados es el de Gualeguaychú, una ciudad que se mueve en torno de este hito turístico, tanto que es frecuente ver a los visitantes pasear en bata entre el complejo termal y su hotel o posada. En el parque incluye piscinas de agua salada de entre los 37º y los 42º y otras dulces. También ofrece opciones techadas (para disfrutar hasta los días nublados) y una con hidromasajes que intensifican los efectos descontracturantes.

En la misma provincia, otro destino es Chajarí, destacado por ser uno de los más modernos y contar hasta con una pileta con iluminación subacuática. También Villa Elisa es muy reconocido, sobre todo por su cercanía con la ciudad y fácil acceso. En Concordia, las aguas se consideran hipertermales, pues salen del pozo, de 1200 metros de profundidad, a unos 49º. Para ir en familia, Federación es el lugar indicado, pues tiene un espacio especialmente pensado para los más chicos, con juegos y entretenimientos para que todos la pasen bien y se relajen.

Hacia el Norte, en Oberá, Misiones, la selva esconde grandes tesoros, incluyendo termas. Termas de la Selva es el nombre del predio natural, de 8 hectáreas, al borde de la Ruta Nacional 14, completamente rodeado de abundante vegetación, plantaciones de yerba mate. Un espacio perfecto para renovar energía, pues el agua hipertermal que se extrae del Acuífero Guaraní. Entre los servicios hay duchas termales y un sendero saludable para hacer caminatas en contacto pleno con la naturaleza.

En la misma línea, Corrientes atrae con las termas de Monte Caseros. Allí, el parque es tan completo que hasta tiene área de juegos para los más pequeños, piscinas para adolescentes y una laguna artificial que invitan a planificar una jornada entera para entrar y salir del agua cálida.

Si miramos hacia el centro del país, Chaco sorprende por su oferta en Roque Sáenz Peña. Es un gran atractivo turístico, pues cada vez es más grande la fama de estas termas por sus efectos positivos sobre la salud. Entre los servicios, se incluyen boxes individuales para baño de inmersión, dos cabinas de baño sauna y dos de baño turco y salas de descanso con vista a los jardines interiores.

Otro de los destinos que se destacan en este segmento turístico es Termas de Río Hondo, en Santiago del Estero. Al igual que Gualeguaychú, no es solo un lugar de termas, es una ciudad que se prepara para vivir atendiendo a los visitantes que llegan a descontracturarse en estas aguas cálidas. Su uso está datado ya en la época prehistórica, y desde esos tiempos se las reconoce por sus propiedades saludables, pues tienen aguas alcalinas, clorosulfatadas y ferruginosas. Unos componentes importantes es que tienen  pequeñas cantidades de hierro, sodio, yodo, arsénico, flúor y bromo en estado iónico, lo que las vuelve sumamente potentes.

En el Oeste, Mendoza es un destino llamativo para los amantes de las termas. Allí, las de Cacheuta son altamente benéficas y ofrecen tratamientos de aromaterapia, baño de chorro, duchas, fangoterapia al aire libre, cabinas de vapor, masoterapia, climatoterapia, gimnasia, recomendaciones alimentarias y más. Un detalle impactante es que están ubicadas en la precordillera, con un paisaje increíble y la grandeza de los Andes como grandes guardianes. Si, en cambio, están más cerca de Malargüe, es mejor acercarse Los Molles y disfrutar de las aguas que se destacan por beneficiar la dermis, ayudar en las enfermedades respiratorias crónicas y el reumatismo. Además, el relax se completa, cada noche, con una copa de vino y un rico plato gourmet.

En todo el país

Junto a la cordillera, pero en la Patagonia, Neuquén tiene algunas opciones muy interesantes para ir a desestresarse. Sin dudas, Copahue ya nos adelanta en su nombre la existencia de estas aguas en su territorio. ¿Por qué? Porque significa azufre en lengua araucana. Las termas, como gran valor agregado, están dentro del Parque Provincial Copahue – Caviahue, donde se puede experimentar la energía intensa del bosque puro de pehuén (araucaria araucana) que crece en la ladera del volcán que comparte denominación con el destino. Acá las aguas van adquiriendo sus propiedades a medida que bajan por la ladera, pues provienen de deshielo y se van impregnando con los gases volcánicos. Al agua se suman fangos, algas y vapores que completan una variedad de experiencias inigualable.

Dentro del circuito del lago Epulafquen está el Parque Temático Termal, custodiado por el sotobosque de colihue y con 20 pozos de agua que permiten relajarse al máximo. La pureza natural hace de estas termas un atractivo turístico en sí mismo.

En el otro extremo, Jujuy no está afuera del turismo termal. En dicha provincia están las Termas de Reyes, al aire libre, enmarcadas en un paisaje tan encantador que los bañistas casi se olvidan de los 50º que suelen tener estas aguas. Además, existen en el lugar parrillas para ir a pasar el día. También, en las sierras subandinas están las termas de de Aguas Calientes, ubicadas en la margen derecha del río San Francisco.

Catamarca esconde un gran tesoro en Fiambalá, aguas termales que se incorporan al circuito de la localidad y le dan un valor agregado para todo aquel que llega. Las piletas, con paredes de piedra cordillerana tienen un encanto muy particular, que van desde el encanto rústico hasta la elegancia de la nobleza del material.

En la Mesopotamia, además del grandioso microclima que ostenta San Luis, están las Termas de San Gerónimo, que se inauguraron en 1997. Con gran ventaja, están a pocas cuadras de la ciudad de Federación. Sus aguas son ligeramente sulfatadas, bicarbonatadas y sódicas. Son perfectas para reconstituir tejidos.

Por todo esto, el turismo termal tiene en el país un potencial y una actualidad que lo destacan a nivel nacional e internacional. Hoy es considerado una actividad para ser disfrutada por toda la familia, sin distinción de edades y durante todo el año.

 

Tan cerca de CABA

Para muchos turistas que buscan ese espacio que combina naturaleza y relax, Buenos Aires ofrece opcines de termas a pocos kilómetros de la Capital Federal. Es el caso de las de Carhué, que son termas provenientes del lago Epecuén. Estas aguas están muy mineralizadas, y se las recomienda para mejorar afecciones como la artrosis y la psoriasis, entre otras.

Un detalle encantador, este destino no solo tiene termas, sino también opciones comerciales para poder llevarse los beneficios al hogar. Así, las tiendas locales suelen vender fangos, cremas, jabones, lociones y máscaras con las virtudes de las aguas de la ciudad.

Quienes vayan de vacaciones a la costa, deben saber que San Clemente es mucho más que un oceanario. En esa localidad existe un complejo termal compuesto por cinco piletas, ideal para mini escapadas.

Por qué son saludables

Provienen de las profundidades de la Tierra y sacan a la superficie propiedades que benefician notablemente a la salud. Según su origen, pueden tener más impacto en algunas dolencias que en otras, pero todas son excelentes para liberarse del estrés, las tensiones físicas (musculares, de articulaciones) y mejorar la suavidad de la piel.

Según su origen, pueden ser volcánicas o geotérmicas. En su recorrido hasta los circuitos termales estas aguas van recolectando minerales que son los que actúan sobre el cuerpo. También son una opción para limpiar los tejidos y desintoxicar el organismo. Tienen un efecto sedante que obliga a dormir la siesta siempre que se las visita. Un detalle: es preciso respetar los tiempos de inmersión sugeridos en cada circuito, sobre todo en los espejos muy calientes, pues puede dar casos de hipotensión.

Otro punto a favor, es que ciertos destinos agregan tratamientos complementarios, como la fangoterapia, masajes con piedras o más convencionales.

 

 

 

 

You must be logged in to post a comment Login