FEHGRA Argentina
Prime Ediciones

Viaje mágico a la tierra de las Cataratas

Por  |  0 comentarios

Cerca de las Cataratas del Iguazú, la oferta hotelera y gastronómica de la ciudad misionera se amalgama con la cantidad de excursiones y paseos que se pueden hacer. Flora y fauna compiten con la historia del lugar.

 

Por Marysol Antón

 

Su cercanía a las Cataratas del Iguazú la convierten en un destino obligado para los viajeros que quieren conocer una de las Siete Maravillas Naturales del Mundo. Puerto Iguazú se ve así potenciada por su selecto vecino, con una oferta hotelera muy amplia, que incluye hoteles de lujo, y propuestas gastronómicas para todos los paladares. Su costanera, rodeada de palmeras, permiten relajarse mientras el sol se esconde en el horizonte. En esta metrópolis naturaleza, servicio y cuidado del medio ambiente son características obligadas, convirtiéndola así en un ejemplo de cómo el hombre puede conocer sin depredar. Hacer turismo de una manera responsable también es posible.

Paisaje y Aventura

Sin dudas Puerto Iguazú es un gran punto de partida. Las Cataratas son el destino por excelencia a visitar, pero en el camino hasta ella hay varias atracciones, como las excursiones 4×4 por los senderos subtropicales donde la vegetación se vuelve protagonista, el paisaje y las mariposas despliegan una gran paleta de colores.

Claro está, los safaris fotográficos son una actividad muy requerida, pues permite apreciar detenidamente cada detalle de este destino. Así, uno de los espacios más singulares es el Jardín de los Picaflores, en el Parque de Iguazú, donde habitan alrededor de 15 especies de estas pequeñas y divertidas aves: colibrí esmeralda, bronceado, corona violácea, escamado y garganta blanca. Incluso, se ha observado al colibrí rojo, que es originario del norte de Brasil, pero sabe viajar hasta Argentina en ocasiones. Llegar al lugar, hacer silencio y preparar la cámara es todo un ritual, que se ve recompensado cuando uno advierte las distintas tonalidades y el vuelo casi fugaz.

Otra opción es recorrer los senderos de la selva a caballo y llegar hasta la aldea de los indios guaraníes. Al llegar, los anfitriones exponen sus costumbres y hasta cuentan los secretos de las trampas de caza y comparten recetas culinarias.

Saliendo del ámbito natural, otro atractivo es el Hito de la Triple Frontera, ubicado a pocas cuadras del centro de la ciudad. Allí confluyen los ríos Iguazú y Paraná, y además se unen Brasil, Paraguay y Argentina. La fama antecede al Hito, pues es reconocido por las grandes oportunidades con precios ventajosos de todo tipo de artículos.

Un lugar lleno de magia, historias y leyendas es la casa de Horacio Quiroga, quien se enamoró de San Ignacio apenas llegó y nunca más lo abandonó. Cruzar la puerta de entrada es tomar contacto con la intimidad de uno de los escritores más prolíficos del país, con cuentos de suspenso que son perfectos para leerlos en su jardín de este hogar.

Cerca de Puerto Iguazú existen localidades con gran encanto. Una de ellas es Wanda, ubicada a 62 kilómetros. Los destellos señalan que se llegó al lugar buscado. Agatas, amatistas, topacios, jaspes y distintas variedades de cuarzo asoman tímidamente entre las paredes de las Minas de Wanda. Allí funcionan varias minas que esconden estas piedras preciosas. Los visitantes pueden ser testigos de cómo se extraen las piedras, y también se cortan, pulen y elaboran piezas como anillos, collares, aros y más joyas.

Punto de atracción

Las Cataratasacaparan todas las miradas, estimulan los sentidos, se vuelven irresistibles. Tanto es así, que en 2018 hubo un récord histórico de visitas, con más de 1.500.000 de turistas que llegaron hasta Puerto Iguazú para alojarse y dedicarle más de un día a mirar esta maravilla y recorrer el resto del Parque.

Uno de los elementos más destacados del circuito para conocer esta gran caída de agua es su diseño que tiene previsto los accesos inclusivos, pues el 90% del recorrido es accesible para quienes tienen capacidades diferentes (haysillas de ruedas especialmente adaptadas para recorrer las pasarelas con mayor facilidad, espacios en los vagones del tren ecológico de la selva, carritos para desplazarse dentro de los circuitos, maquetas en Braille para ciegos, al igual que la carta del Restaurant La Selva, teléfonos para hipoacúsicos y personal especialmente capacitado para atender a los visitantes que así lo requieran).

Para visitar las Cataratas hay que ir con ganas de caminar. Así, avanzando en el circuito se puede dar cuenta del formato de herradura del conjunto de saltos que llegan a medir 150 metros de longitud y 80 de altura. Las densas nubes de vapor que se levantan cuando el agua rompe contra el cauce del río dan la apariencia característica del lugar y hacen parecer aún más osados a los vencejeros, los pájaros que desafían a los saltos tirándose en picada para atravesar las paredes de agua y llegar así a sus nidos escondidos.

Si se busca una cita romántica, nada como el paseo Vivencia Cataratas bajo la luz de la luna. Así, cuando el satélite terrestre pasa por su período más luminoso, en ese contexto un grupo de visitantes comienza a recorrer las pasarelas hasta llegar a la Garganta del Diablo. Allí los sentidos se exigen al máximo pues los estímulos no cesan de llegar.

Quienes buscan aún más adrenalina, deben subirse a uno de los botes inflablesque se usan para hacer rafting en las Cataratas. No se trata de un paseo para observar, sino para conocer en primera persona la potencia de estos cursos de agua y obligando a cada uno a unirse al grupo para domar los rápidos.

Hay dos transportes que nadie debe perderse en el Parque: el tren ecológico y el barco que los lleva hasta debajo de las cataratas. El primero tiene tres estaciones: Central, Cataratas y Garganta del Diablo. Su mayor particularidad es que está propulsado con gas licuado de petróleo (GLP), un combustible que no contamina. Además, el diseño de los vagones abiertos favorece que los visitantes nunca dejen de estar en contacto con la naturaleza. El segundo, les permitirá empaparse con un agua que, aseguran los lugareños, recarga las energías.

Si se desea tener un intercambio con la fauna local, nada como almorzar en uno de los paradores dentro del Parque. Apenas uno se sienta a degustar su plato, varios caotíesse acercarán casi inmediatamente.

Por supuesto, tanto en los supermercados como en tiendas especializadas abundan las variedades de yerbas producidas localmente. Para dar con la mejor basta con indagar entre los visitantes que aconsejarán apasionadamente.

 

Anfitriones del Consejo Directivo

En abril, la primera Reunión de Consejo Directivo de la Federación se lleva a cabo en Puerto Iguazú. Máximo órgano deliberativo que conduce la Federación,integrado por 140 Consejeros representantes de todas las Filiales, el Consejo es convocado para evaluar la tarea desarrollada por el Comité Ejecutivo durante los últimos meses, establecer la agenda del año, y reconocer avances y novedades de todos los Departamentos que integran la Federación: Política Laboral y Social, Fiscalidad y Tributación, Derechos Intelectuales, Relación con Filiales, Capacitación y Formación Profesional, Actividades Informales y Turismo.

 

Puerto Iguazú, muy cerca de Europa

En enero, en la Feria Internacional de Turismo (FITUR), el secretario de Turismo de la Nación, Gustavo Santos, junto al gobernador de Misiones Hugo Passalacquay el CEO de Globalia Javier Hidalgo, presentó en el stand de Air Europa el vuelo directo de Madrid a Iguazú. La nueva ruta, con dos frecuencias semanales,propone vuelos con una duración de poco más de nueve horas. El destino será operado con un Dreamliner, el avión más eficiente del mercado.

“Para nosotros es algo histórico. Iguazú siempre deseó tener conexión con Europa. No se pudo, y ahora gracias al esfuerzo en conjunto lo logramos”, explicó Hugo Passalacqua. Iguazú está conectado con 52 destinos del mundo. Con este nuevo vuelo, la aerolínea sumó un total de 23 destinos en América.

 

 

 

 

You must be logged in to post a comment Login