FEHGRA Argentina
Prime Ediciones

Jugar en las Grandes Ligas

Por  |  0 comentarios

Dos reconocidos dirigentes empresarios de FEHGRA ocupan ahora importantes cargos en la función pública en dos ciudades turísticas por excelencia. En esta nota, Jorge Mukdise y José Luis Recchia reflexionan sobre sus desafíos y sueños.

Por Silvia Montenegro

Jorge Mukdise y José Luis Recchia tienen algunas cosas en común. Son hombres de familia y  supieron llevar adelante con éxito y equilibrio sus respectivos emprendimientos. Se destacaron en la dirigencia gremial empresaria, hasta alcanzar el máximo rol en sus Filiales y, a la vez, ampliaron sus tareas y formaron parte durante años del Consejo Directivo de FEHGRA, participando activamente en el análisis y el debate de los temas clave de la hotelería y la gastronomía de Argentina. Carismáticos, comprometidos, queridos por sus pares, ambos debieron alejarse en los últimos meses del destacado trabajo que venían cumpliendo bajo el paraguas de la dirigencia empresaria, para ocupar estratégicos roles en el sector público. Sus logros son reconocidos por sus colegas, y a la vez despiertan expectativas por el trabajo sustantivo que pueden hacer desde sus nuevas posiciones para el fortalecimiento y desarrollo del turismo.

Desde agosto, el doctor Jorge Alejandro Mukdise, abogado, con un posgrado en Negocios Internacionales y en Gestión de Políticas Públicas, es el Intendente de Las Termas de Río Hondo, por el Frente Encuentro Cívico por Santiago. Fue Presidente de la Asociación de Hoteles, Restaurantes y Confiterías de Las Termas de Río Hondo por tres mandatos, desde 2006 al 2010 y del 2012 al 2014. Empresario hotelero, es hijo de la arquitecta Mercedes Neme de Mukdise, ex presidente de la Asociación, quien se destacó a principios de la década del ’90 como pionera en la capacitación hotelera, y de Miguel Mukdise ex Intendente de la Ciudad. Hoy su esposa Florencia Landivar, con quien tiene cinco hijos, es la flamante presidente la Filial.

Desde mediados de año, José Luis “Pepe” Recchia es el nuevo Secretario de Turismo de Ushuaia. Empresario hotelero, fue presidente de la Cámara Hotelera y Gastronómica de Tierra del Fuego y presidente de la Agencia de Desarrollo Ushuaia Bureau. También se desempeñó como Revisor de Cuentas en el Comité Ejecutivo de la Federación y fue Coordinador de la Región Patagonia. Es un verdadero emprendedor que llegó a la ciudad más austral del país en el 2000 y alquiló una pequeña hostería, y con gran esfuerzo logró construir un prestigioso hotel que está ubicado en el paradisíaco camino que lleva al Glaciar Martial.

Cuando asumieron como Presidentes de sus respectivas Filiales, desde las páginas de H&G, ambos coincidieron en destacar que impulsarían la capacitación como herramienta para mejorar la prestación del servicio turístico. Durante su mandato, Jorge Mukdise cumplió el sueño de construir el Aula Cocina. Por su parte, en 2016, Pepe Recchia inauguró la sede y la Escuela de Gastronomía, con la presencia de la gobernadora Rosana Bertone y las autoridades de FEHGRA: “necesitábamos brindarles a nuestros socios la oportunidad de capacitar a su personal sin que deban salir de Tierra del Fuego”, había dicho. También mencionaron el desafío de mejorar la promoción en los dos destinos turísticos. Tanto en Ushuaia como en Las Termas de Río Hondo, el turismo es la principal actividad económica.

Hoy, con un futuro lleno de proyectos y desafíos, reflexionan sobre el proceso que los llevó a aceptar pasar del sector privado al público.

“FEHGRA es un poco el disparador para animarme a estar en esta posición. La participación y la capacitación me fueron preparando para seguir aportando y trabajando en otros escalones, de arriba o de abajo, no importa el lugar, lo importante es tener la confianza y la capacitación para poder desempeñarse. Si en algún momento dude, fue porque en este lapso voy a tener que alejarme de la dirigencia empresaria. La gente que forma parte de la institución es muy importante para mí, ellos hacen que uno trate de ser mejor cada día. Sé que es algo transitorio, pero igual se me hace difícil esta transición”, dice Pepe Recchia. Agrega que el training en la Federación le dio confianza para el nuevo desafío: “Cuando el Intendente de Ushuaia, Walter Vuoto,me propuso ser Secretario de Turismo sentí que estaba preparado”. Cuenta que una noche el Intendente lo llamó y le preguntó si “quería ponerse los cortos y salir a jugar a la cancha con ellos. Políticamente no tenemos nada que ver. Su decisión de invitar a un empresario a participar de su Gabinete fue muy bien vista por el sector privado. Podría haber elegido a un militante. Su desafío es que Ushuaia sea no solo una ciudad turística, sino una ciudad para el turismo. Hay una gran diferencia. Porque podemos tener lugares hermosos, aeropuerto internacional, pero si la ciudad no está preparada para recibir al turismo”. Y subraya el convencimiento del máximo funcionario municipal de tomar a la actividad privada del sector como socio estratégico para la generación de más puestos de trabajo.

Para Jorge Mukdise, el proceso de decisión fue desordenado: “sencillamente porque la cabeza me decía que no y el cuerpo que sí. Racionalmente uno ve la política como una actividad con mucha exposición, muchas veces desprestigiada, pero a la vez entiende que es la única herramienta de transformación. Las cosas que no nos gustan no las vamos a transformar desde las redes sociales ni desde la opinión en un bar. La forma más efectiva, sino la única, es la política”, dice. A la hora de tomar la decisión, también pesó la labor realizada por su padre, quien es su antecesor en el cargo: “Hizo un gran esfuerzo estos últimos ocho años para mejorar la ciudad y uno se siente parte de eso. Capaz que sea un poco vanidoso, pero pensé en que no podíamos dejar todo ese esfuerzo que se hizo. Lo cierto es que tenemos una visión de ciudad que, como sucede, no siempre es compartida con todos. Como empresarios o como vecinos, no coincidimos con funcionarios que prefieren una ciudad desordenada, como si el desorden fuera más inclusivo. De hecho, creo todo lo contrario. Debemos tomar lo mejor de la modernidad. Y lo mejor es transparentar la gestión, digitalizar, agilizar trámites, ordenar el Municipio. Tenemos que desaprender viejos paradigmas y conceptos para avanzar. El desafío es modernizar el Estado para hacerlo más ágil y más transparente, y que el ciudadano entienda que tiene derechos y obligaciones. Entonces, se produce un cambio cultural. Si al crecimiento económico que tuvo la ciudad, le incorporamos educación y cultura, pasamos del crecimiento al desarrollo. Nosotros vamos por el desarrollo integral de nuestra comunidad”.

Tanto en Las Termas de Río Hondo como en Ushuaia, el turismo es la actividad económica más importante. Entonces, la pregunta obvia es cuáles son los planes de acción que proyectan llevar adelante. Jorge Mukdise enfatiza en que, sin dudas, el turismo en su ciudad es la principal actividad económica, y que el empresario ha hecho una fuerte apuesta: “En los últimos años, el Gobierno Provincial, con la inversión pública, puso valor agregado. Hoy tenemos Costanera, Aeropuerto, Autódromo. Estamos trabajando para mejorar algunos servicios vitales para el turismo. Por ejemplo, hoy estamos haciendo un fuerte operativo para controlar el tránsito. Es obligación que los que usan motos lleven cascos. Estamos ejerciendo un fuerte control en el servicio de taxis y remises, que tiene incidencia directa en el turismo. Requerimos tarifas claras, vehículos en condiciones y choferes registrados. Mejor servicio y más seguridad. Hemos bajado los índices de delito. Y recuperamos muchos espacios públicos. La idea es que Las Termas sea un destino de salud y bienestar en todo sentido”. Y entonces se entusiasma hablando de turismo: “Nuestro producto termal convoca al turismo nacional y regional. El Autódromo, que es el mejor de Sudamérica, y el nuevo Campo de Golf de vanguardia, marca registrada del diseñador norteamericano Robert Trent Jones, suma turismo internacional. Tenemos mucho que ofrecer. Uno de mis objetivos es impulsar el circuito del Norte Argentino. Tenemos paisaje y cultura, Valle Calchaquíes, los Caminos del Vino y parte de la Ruta 40, folclore y gastronomía. Podemos armar un lindo corredor que abarque todas las provincias del NOA. Por ejemplo, podemos ofrecer Golf en conjunto con Cafayate”.

“En Ushuaia se podría decir que el turismo es la actividad más importante en cuanto al ingreso genuino, ya que cuando un turista baja en el aeropuerto inmediatamente comienza a derramar divisas en la ciudad y cruza a todos, el comercio, el banco, el kiosco de diarios. Esta realidad hay que difundirla, debemos contar qué significa el turismo para las ciudades”, explica Pepe Recchia y reconoce que muchas veces es difícil que el dirigente político comprenda la importancia del turismo para la comunidad y cuánto derrama: “No son cuatro o cinco hoteleros, sino que representan muchos puestos de trabajo”. Y agrega que para la ciudad patagónica la conectividad es fundamental: “Hay destinos en donde es algo prioritario para el viajero y para los residentes. Somos aerodependientes. A veces, son las medidas de fuerza las que complican a un sector como el turístico que trabaja las 24 horas, los 365 días del año, en silencio, sin parar, sin hacer demasiado alboroto, y ofreciendo empleo”, dice. También destaca las acciones de promoción que está realizando y las que proyecta, y los distintos productos turísticos de la ciudad que es emblema turístico en Argentina y en la región.

El valor agregado de un dirigente empresario que decide alejarse de esta actividad para participar en el Poder Ejecutivo puede hacer una diferencia interesante en la función, ya que llega con un bagaje de temas aprehendidos y de haber actuado en defensa de un sector. En este sentido, H&G le preguntó a ambos entrevistados ¿cuál cree que es su mayor fortaleza para ocupar el cargo?

“Toda experiencia es un aprendizaje. El sector empresario es el que genera verdaderamente trabajo, aunque desde el Estado se dan las condiciones. Ahora en esta posición creo que tengo una visión más amplia, comprendo que cada uno hace esfuerzos desde su lugar, y que el desafío es compatibilizar, ser eficientes y lograr los resultados. Como sector público entiendo cuál es la responsabilidad que tiene el sector privado, y me facilita más el dialogo cuando tengo que plantearle algo”, dice Jorge Mukdise y confiesa: “Siempre dije el privado hace el ajuste porque el público no lo hace. Y el público también hace un gran esfuerzo por mantener la ciudad en condiciones, por ser eficiente en un montón de cuestiones. Lo interesante es saber que los dos sectores hacen esfuerzos y se complementan, y que debemos integrarnos para que el resultado sea mejor. Creo que tener este punto de vista es muy importante”.

Pepe Recchia dice que, en principio, tiene muy claro lo que no debe hacer: “Y es no perder el horizonte de lo que necesita verdaderamente el sector, y que se sintetiza en los reclamos de FEHGRA. Voy a trabajar para ayudar a resolver la problemática de la oferta informal en el destino, y para impulsar una actividad que genera puestos de trabajo, algo muy importante para todas las comunidades. No voy a olvidar las consigas que veníamos pregonando, porque esta es la razón de ocupar esta posición. Tratar todos los días de poner un ladrillo en la pared del turismo, siempre con perseverancia y decisión. Conocerlas prioridades desde adentro, es una gran fortaleza. Saber lo que significa pagar los costos fijos y lo sueldos, abrir el establecimiento de lunes a lunes, trabajar de sol a sol, y saber exactamente dónde ajusta el cinto… Si uno lo sabe y lo usa en beneficio de todos, es una gran fortaleza”.

¿Le tienen miedo a algo?

“Como decía Jose Gervasio Artigas, con la verdad no ofendo ni temo. Si se hacen las cosas bien, no hay que tener miedo”, sintetiza Jorge Mukdise.

“No tengo miedo”, dice Pepe Recchia: “Como dirigentes tenemos una buena base de una excelente institución, uno sabe lo que tiene que hacer o por lo menos lo que debe tratar de hacer. Y esto es fundamental para un dirigente. En ocasiones tener miedo significa tomar conciencia sobre la peligrosidad de la decisión y esto te hace repensar, y si uno lo piensa a conciencia, seguramente, la decisión va a ser bien tomada”.

Los dos agradecieron a sus respectivas familias por el apoyo incondicional: “Es mucho el trabajo, y ellos lo sienten”. Pero hay una contraprestación: “Cuando hay amor, entienden que uno está haciendo algo con vocación y que, fundamentalmente, está trabajando para el bien de todos”, resume el funcionario patagónico.

Y, por último, los dos entrevistados dejaron un mensaje dedicado a los dirigentes empresarios.

Pepe Recchia: “FEHGRA y su gente forma parte de mis afectos. La institución te abre la puerta para que entres, y cada uno se desarrolla con lo que tiene y aspira a diferentes lugares. Hay una gran cantidad de dirigentes jóvenes que no están pensando en el espacio para ocupar, sino en el espacio para trabajar. Y eso hace que la Federación crezca aún más porque esos dirigentes se van haciendo sobre una base de trabajo, no de poder. Es una buena cuna para el futuro de los dirigentes de nuestra institución, pero es fundamental que aquellos que sentimos a FEHGRA como nuestro espacio, contagiemos esta reflexión que hay que ocupar los espacios para trabajar. No hay que preguntar qué cargo voy a ocupar, sino qué puedo hacer. Si lo pensamos así vamos a seguir teniendo una institución sana, seria, y por sobre todas las cosas con mucha democracia interna”.

Jorge Mukdise: “Toda mi familia tiene un fuerte compromiso con el sector y con la institución, creemos en la Filial como herramienta y espacio donde se atienda al sector privado para ayudar a resolver sus problemáticas. Siempre hemos trabajado con convencimiento por la Filial, y por su intermedio con la Federación. Y siempre destaco que FEHGRA es una de las pocas entidades realmente federales y solidarias, donde compartimos bonanzas y desventuras, y trabajamos para llegar a soluciones concretas. Trabajamos por un sector desde un lugar sin intereses ocultos, de forma democrática y federal. No hay intermediarios, es el empresario con sus problemas y unaFederación abocada ayudar. Es muy sano. Me gustaría decirle al dirigente que, si tiene vocación de ingresar en la función pública, la escuche. Porque el esfuerzo de trabajar para mejorar algo, vale la pena. Hay sinsabores, pero somos instrumentos o agentes de cambio, tenemos que poner a disposición la capacidad que cada uno tenga. Creo en la parábola bíblica que dice que, si Dios te da un talento, el peor de los pecados es no utilizarlo. Si se tiene la capacidad para mejorar algo, no hay que mirar el interés personal, sino el general. Y entonces el esfuerzo vale la pena”.

You must be logged in to post a comment Login