FEHGRA Argentina
Prime Ediciones

Maratones, la excusa para recorrer

Por  |  0 comentarios

Los amantes del running conocen todas las ventajas de hacer este deporte, pero para muchos es, además, una forma de viajar, de descubir nuevas culturas, de estar en contacto con la naturaleza.

Por: Marysol Antón – Fotos: Gentileza FotoRun, Diego Costantini y Nodocom – Run Ar

La rutina es sacrificada: el clima no es más que un obstáculo a vencer. La lluvia, la nieve, los fuertes vientos o el calor abrasante no son excusas para faltar al entrenamiento. Cada día, miles de corredores inician su preparación temprano (dicen, los que saben, que es el mejor horario para el running, que así los deportistas quedan energizados el resto de la jornada), para de esta manera estar preparados para enfrentar las maratones que, cada fin de semana, se corren en los distintos destinos del país. Porque sin importar si se trata de montañas, médanos o el llano de la ciudad, en la Argentina, correr es el deporte que marca tendencia y que ha encontrado en el turismo un aliado estratégico para que sus practicantes sumen pasiones: visitar nuestras regiones, tomar contacto con la naturaleza y enfrentarse al desafío de alcanzar un nuevo récord personal.

Cada año, miles de turistas extranjeros llegan a la Argentina para correr distintas maratones. Del mismo modo, viajeros internos se trasladan entre las provincias para conocer nuestro país y mostrar sus destrezas deportivas. En este contexto, una de las regiones que más fechas de maratones concentra es el centro, siendo Buenos Aires el punto de mayor afluencia con distintas propuestas que van: desde las orientadas a principiantes, hasta maratones completas.

En la Argentina, todas las regiones cuentan con propuestas de alta calidad, tanto en lo organizativo como en gastronomía y hotelería.

Por ejemplo, en agosto, se correrán los 15 kilómetros de New Balance -en 2017 esta carrera reunió a más de mil participantes-, mientras que a fines de junio la marca organizará los 30k, una distancia pensada para todos aquellos que quieren ir “hasta el muro” o prepararse para una maratón de 42 kilómetros. En esta ocasión, el escenario será el
Autódromo porteño, permitiendo a los participantes conocer parte de las instalaciones del sur de la ciudad que está siendo remodelado para lo que serán los Juegos Olímpicos de la Juventud, a disputarse en octubre de este año.

Rosario será otro de los protagonistas de este año. Allí, el 13 de mayo se realizará la primera fecha del calendario de la mencionada firma de zapatillas. En esa oportunidad, se correrán 15K que dos semanas después se extenderán a 21K. En ambos casos, se trata de circuitos que pasan por frente a puntos turísticos de la ciudad santafecina. En
el último caso, los corredores podrán conocer todo el paseo costero, saliendo del Parque Nacional de la Bandera, pasando por íconos de la metrópolis como el Museo de Arte Contemporáneo, el Parque Sunchales y la Fuente de las Utopías, entre otros.

Otra modalidad, que funciona a la hora de atraer visitantes, es la de las competencias que van recorriendo distintos países, pues eso garantiza la llegada de turistas que van acompañando el derrotero a través de las fronteras. Es el caso de los 21K de la ASICS Golden Run que pasará por Salvador, Sao Paulo, Río de Janeiro, Belo Horizonte y
Brasilia, en Brasil; por Buenos Aires, en Argentina; Santiago, en Chile; y Bogotá, en Colombia. Con el epicentro en Palermo, ésta será una media maratón que pasará por los puntos tradicionales porteños, con el circuito de Figueroa Alcorta como vía de acceso al tradicional barrio de la Capital Federal.

El frío no amedrenta

La Patagonia es una de las regiones más buscadas por los corredores, pues a la inclemencia climática suma paisajes abiertos que invitan a ir por más. En este sentido, Puerto Madryn abrió la temporada otoñal con Destino Madryn-Carrera de Aventura, que a mediados de abril se corrió en las versiones de 5, 13, 26 y 50 kilómetros.

Para dar cuenta del fenómeno, basta con saber que participaron más de 750 deportistas, entre los que había brasileros, chilenos y franceses. Además, para poder ir a desafiar el circuito costero, el movimiento interno llevó hacia el sur argentinos de otras provincias como Salta, Tucumán, Córdoba, San Juan, Mendoza, Santa Fe y Buenos Aires.

El punto de largada y de llegada fue la Estancia San Guillermo, en las cercanías de Puerto Madryn. En el medio, el circuito recorrió senderos sinuosos, subidas y bajadas cargadas de obstáculos naturales, con vistas hermosas a la geografía característica de la Patagonia costera.

El fin del mundo no es ajeno a la moda del running, tanto que existe el Desafío Ushuaia Corre, aunque claro, se realizó a fines de la primavera, esquivando las nevadas copiosas. Se trató de un circuito urbano que recorrió las inmediaciones del Parque Nacional Tierra de Fuego y que propuso recorridos de 5, 10, y 21 kilómetros, entre las impactantes vistas del borde del planeta.

El circuito más impresionante partió de la Estación del Tren del Fin del Mundo, avanzó por el Ingreso del Parque Nacional hasta el cruce de camino, tomando el sendero de la derecha hacia el Cañadón del Toro. Luego se hizo una travesía bordeando Pampa Alta hasta el cruce de caminos, donde se retomó a la base, contabilizando 21 kilómetros en total.

Subiendo un poco, en Santa Cruz se realizó la cuarta edición de la media Maratón del Glaciar, que se desplegó en el corazón del Parque Nacional los Glaciares, junto al Perito Moreno. Este ícono argentino, declarado Patrimonio Natural de la Humanidad por la Unesco, fue un gran premio para todos los corredores que atravesaron vivencias increíbles al ver la masa de hielo custodiándolos durante gran parte del recorrido.

El circuito, que ofrece distancias de 10 y 21 kilómetros, transcurre por la Ruta Provincial N°11, y recorre un escenario mágico y silencioso por el Lago Argentino, el bosque patagónico y el Glaciar, condiciones únicas que ofrecen un nuevo desafío para aquellos amantes de running.

Obviamente, Bariloche no puede quedar fuera de los circuitos para correr. Incluso su maratón es tan planeada que comienza en uno de sus lugares más reconocidos mundialmente. Así, cada año, los 21K del Llao Llao parten del hotel y recorren los senderos más desafiantes del Parque Nacional que lleva el mismo nombre. La idea es salir hacia Bahía López, se continúa por el asfalto hasta cruzar el arroyo López y se retorna desde el desvío de ripio hacía Colonia Suiza, sobre la misma ruta. El recorrido presenta desniveles moderados.

Estas carreras son grandes exponentes de la diversidad, tal como lo fue antaño la torre de Babel, pues se pueden escuchar en el antes, durante y después todo tipo de idiomas, desde distintos acentos de español hasta inglés, portugués, francés y más.

Aventuras extremas

También la Patagonia es escenario de algunas de las carreras más exigentes, de esas que son extremas, como la última edición de Patagonia Run Mountain Hardwear, competencia que por segundo año consecutivo fue parte del exigente Ultra Trail World Tour.

La carrera tuvo su foco en San Martín de los Andes y llevó a los participantes a completar un circuito de 16,9K (de esta manera, superó en 15,9K a la reina de las distancias de Ultra), volviéndose la ultra maratón de montaña en toda América del Sur.

¿Qué incluyó el recorrido? El Cerro Chapelco, ícono de San Martín de los Andes, donde se hace cumbre; Miralejos, y
Vallescondido. Además, para alegría de los corredores y espectadores, la largada fue en la costanera del lago Lácar.

Otra aventura desafiante fue la Raid Columbia que atravesó Salta y Jujuy. Fueron 56K de trail run en tres etapas consecutivas: 24,8K; 21K; 10K, con el agregado de la altura como elemento que sumó complejidad. Así, durante el primer tramo, los corredores partieron de la estación Chorrillos del Tren de las Nueves (a 2121 msnm), para seguir por las vías y los túneles. A la tarde, la idea fue continuar y unir Tumbaya con Purmamarca, incluyendo el Cerro de los Siete Colores. En este punto, se alcanzó una altura máxima de 2820 msnm. Para finalizar, al otro día los runners transitaron uno de los desiertos de sal más imponentes del mundo: las Salinas Grandes.

También, en el Norte está la Fiambalá Desert Trail, una ultra travesía que completa los 170K en su versión más larga
-también hay de 80K y los formatos non stop Ultra Marathon 50K, Desert Trail 30K y Short 15K-. Este destino, en Catamarca, brinda un encuadre encantador que combina a la perfección las grandes dunas y las montañas, todo esto sazonado con casas de adobe. El circuito se desarrolla a un promedio de 2300 msnm, con un máximo ascenso hasta los 3700 y tres campamentos en pequeñas comunidades andinas -son territorios muy naturales, pues los vehículos no han ingresado, ni siquiera los del Dakar-.

De este modo, durante la competencia, los corredores disfrutarán del perfil de pueblos como Punta del Agua, Las Papas, Mesada de Zárate, La Ciénaga, Antinaco, Tatón y Medanitos.

El Litoral también en crecimiento

Humedad y calor extremos, la selva misionera como manto protector y la fauna que acompaña con un ritmo singular. Así es el contexto donde se corre la Maratón de las Cataratas -sí, otro Patrimonio de la Humanidad según la Unesco, que es ideal para probar los límites del cuerpo-, una media maratón a la que cada año asisten más de 1000
competidores.

El circuito, sobre rutas asfaltadas, no separa para nada a los deportistas de la biodiversidad de la región, lo que transforma a esta carrera en un atractivo sin igual, ya que justamente este Parque Nacional Iguazú es el más visitado de la Argentina. No es para nada inusual cruzarse con coatíes mientras se lucha por llegar a la meta, ni tampoco ver
tucanes que ganan velocidad en sus vuelos. Distinción aparte se llevan las mariposas: una distracción segura, pues sus colores y diseños, merecen parar unos segundos para apreciarlos.

En el Oeste, la movida del running también cobró velocidad. Allí, en junio, se correrá la Segunda Media Maratón de La Rioja, que inicia en el Paseo del Espolón, punto de reunión de los riojanos. Los corredores podrán, además, visitar espacios emblemáticos como la calle Laurel, la Catedral de Santa María de la Redonda y más. Como atractivo especial, esta carrera tiene también habilitada una opción para patinadores.

Sin importar el destino, la geografía natural de la Argentina ofrece circuitos increíbles, tanto los naturales como los urbanos, donde queda expresada la cultura de nuestro país.

Origen mítico

Siglos atrás, Filípides, un muchacho griego con piernas prodigiosas, fue el primero y dejó su impronta. ¿Qué hizo? Corrió desde la ciudad de Maratón hasta Atenas para anunciar la victoria de los suyos sobre los persas. Pero el entusiasmo por transmitir las buenas noticias terminó con la vida de este correo humano, que murió al llegar a su destino.

Como se convirtió en un mito, su historia está salpicada aquí y allá por detalles menores y otros definitivamente incomprobables y fantasiosos. De ahí que, en los mentideros atenienses del 900 A.C., se dijera: que no fueron 37 kilómetros, sino más de 200 los que corrió el obediente Filípides; que le pasó de todo en el camino; que nadie le creyó lo que gritaba a los cuatro vientos –la victoria–; y que hasta juraran que en realidad no fue a anunciar nada, sino a pedir refuerzos a Esparta donde fue desestimado.

 

You must be logged in to post a comment Login