FEHGRA Argentina
Prime Ediciones

En Europa, la hotelería NO paga

Por  |  0 comentarios

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea dictó una sentencia determinando que no se considera “comunicación pública” a la mera transmisión de televisión o radio telefonía por televisores en las habitaciones de un hotel.

Por el Dr. Iván D. Posse Molina (*)

Finalmente, Europa —la Comunidad Europea íntegra— ha resuelto por sentencia de su Máximo Tribunal de Justicia que “no hay comunicación pública” por la mera tenencia de televisores o aparatos radiofónicos en las habitaciones de un hotel. Se trata de una sentencia definitiva fechada el 16 de febrero de 2017 del referido Tribunal Supremo con jurisdicción en toda la Comunidad, que resolvió en tal sentido un antiguo conflicto de las entidades gestoras de los derechos intelectuales de Austria contra el conocido Hotel Edelweiss.

Comunicación pública

Para llegar a tal conclusión, el Tribunal considera que la tenencia y funcionamiento de televisores y aparatos de radiodifusión, en la privacidad de una habitación de hotel, no se compadece con el concepto de “comunicación pública” que se exige para la percepción adicional de aranceles. No se trata de un “lugar accesible al público”, según la exigencia de la legislación y tratados internacionales sobre la materia.

Pago del servicio

El Tribunal introduce un novedoso concepto sobre tan discutido conflicto. Dice que, según la Convención de Roma, cuando se refiere al caso, expresa que, para considerar retribuible a los organismos de gestión colectiva, debe tratarse de un “lugar accesible al público a cambio del pago de una cantidad en concepto de entrada” y finalmente desarrolla la interpretación más valiosa: “…el precio de la habitación de un hotel no es un derecho de entrada especialmente solicitado como una contra-prestación de una comunicación al público de una emisión televisada o radiofónica, sino que constituye principalmente la contra-prestación de un servicio de alojamiento, al que se añaden, según la categoría del hotel, ciertos servicios adicionales…” (considerando N.° 24 de la sentencia).

Conclusión

La controversia sobre el carácter público o privado de la habitación de un hotel no está finalizada; nuevos precedentes ameritan la revisión de la legislación y la jurisprudencia, acorde con los últimos conceptos sobre el particular.


(*) El doctor Iván D. Posse Molina es abogado en el Estudio Jurídico Posse Molina, y es Asesor de FEHGRA.


Caso en cuestión

El 16 de febrero de este año, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea se expidió sobre el litigio que se plantea respecto de la determinación del ámbito público y privado con relación a las emisiones televisadas y radiofónicas mediante aparatos de televisión instalados en las habitaciones de los hoteles. Las partes que dieron inicio al litigio son una entidad de gestión colectiva de derechos de autor y un hotel de origen austríaco.

Verwertungsgesellschaft Rundfunk, entidad de gestión colectiva de derechos de autor, está facultada para ejercer determinados derechos de propiedad intelectual pertenecientes a los titulares de derechos que representa, en particular, en caso de comunicación al público mediante radiodifusión. Por otra parte, Hettegger Hotel Edelweiss, sociedad constituida conforme al Derecho austríaco, explota el hotel Edelweiss, situado en Grossarl (Austria). Dispone de una conexión a la red de televisión por cable desde la que, mediante cables conectados a los aparatos de televisión instalados en las habitaciones del hotel, se emiten, simultáneamente, sin alteración y de forma integral, diversos programas de radio y televisión, entre los que se encuentran los producidos y difundidos por los titulares de derechos a los que representa Verwertungsgesellschaft Rundfunk.

En este sentido, Rundfunk presentó una demanda ante el Tribunal Mercantil de Viena, Austria, para que se condenase al Hotel Edelweiss, por una parte, a proporcionarle información sobre los programas de radio y televisión que pueden captarse y sobre el número de habitaciones del hotel y, por otra parte, a abonarle una indemnización por daños y perjuicios.

La compañía hotelera se opuso a esas pretensiones alegando que la existencia de una comunicación al público requiere una comunicación en lugares accesibles al público a cambio del pago de una cantidad en concepto de entrada y que esta expresión se refiere a una entrada solicitada especialmente por esa comunicación. Por ello, según esa empresa el precio que el cliente de un hotel debe abonar como contraprestación de la estancia no puede considerarse una entrada.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea determinó que no se considera “comunicación pública” a la mera trasmisión de televisión o radiotelefonía por televisores en las habitaciones de un hotel. Y dejó bien en claro ciertos conceptos que avalan la tradicional postura de FEHGRA en relación con el tema de “comunicación pública”.

En su considerando N.° 27, el Tribunal resolvió: “Debe interpretarse en el sentido de que la comunicación de emisiones televisadas y radiofónicas mediante aparatos de televisores instalados en las habitaciones de hotel no constituye una comunicación llevada a cabo en un lugar accesible al público a cambio del pago de una cantidad en concepto de entrada”.

Es importante destacar que la sentencia, que relaciona los derechos intelectuales y el carácter privado de la habitación de los hoteles, es un valioso antecedente para los litigios que surgen con relación a esta problemática, aunque solamente es de aplicación para la Comunidad Europea y los Estados Miembros.

En Argentina, los establecimientos hoteleros y gastronómicos tienen obligación de pago por presunta difusión pública de repertorios protegidos a cinco entidades recaudadoras: SADAIC, Sociedad Argentina de Autores y Compositores de Música; ARGENTORES, Sociedad General de Autores de la Argentina; AADI-CAPIF, Asociación Argentina de Intérpretes (AADI); Cámara Argentina de Productores de Fonogramas y Videogramas (CAPIF); DAC, Directores Argentinos Cinematográficos; y SAGAI, Sociedad Argentina de Gestión de Actores Intérpretes.

You must be logged in to post a comment Login