FEHGRA Argentina
Prime Ediciones

Turismo étnico

Por  |  0 comentarios

Desde La Quiaca hasta Tierra del Fuego, desde el Atlántico hasta la Cordillera, el viajero atento podrá disfrutar de la prehistoria de la Patria y descubrir la cultura presente en estas tierras desde tiempos inmemoriales.

  • Fotos: Cuevadelasmanos.org

El turismo étnico puede definirse como una forma especializada de turismo cultural, que consiste en excursiones o viajes que se enfocan más en las obras y culturas humanas que en las bellezas de la naturaleza, y que busca brindar al turista un conocimiento o experiencia de los estilos de vida de la gente local. El etnoturismo permite que el viajero pueda compartir la vida cotidiana de distintas comunidades y así descubrir, estudiar y comprender las expresiones culturales de distintos grupos étnicos de una manera activa y responsable.

Herencia en la Ruta 40

  • Fotos: Esteban Widnicky

Esta arteria, a la que llaman la columna vertebral del país, tiene la respuesta a las preguntas que por siglos se les ha hecho a los pueblos originarios.

En Salta, desviando un poco el trayecto, vale la pena ir a conocer el Museo de Alta Montaña, donde están las momias de Llullaillaco, las mejores conservadas del país y del mundo y que dan testimonio de nuestro pasado. En la Puna, en el extremo norte de la Ruta Nacional, se pueden visitar pequeños pueblos donde sus habitantes practican las ancestrales tradiciones de la cultura del Altiplano, con sus coloridas celebraciones, especialmente, corridas de toro, carnavales sincréticos entre catolicismo y animismo, y ofrendas a la Pachamama.

Bajando por la 40, encontramos las Ruinas de los Quilmes. Los museos, iglesias de adobe coloniales, las viviendas y los sitios arqueológicos deslumbran al viajero por su belleza. Esta es una región donde se palpitan las culturas precolombinas e incluye la mágica Quebrada de Humahuaca, Sitio Patrimonio Cultural de la UNESCO.

Allí se encuentra el Camino del Inca (Qhapaq Ñan) que la Argentina, junto con otros cinco países andinos, gestionó ante la UNESCO para su nominación conjunta como Patrimonio de la Humanidad.

Volviendo a Salta y yendo a Catamarca, La Rioja, San Juan y Mendoza, los festivales regionales y las tradiciones europeas de la vendimia son eventos memorables.

  • Jujuy. Fotos: Esteban Widnicky

En el sur, en la región de la Patagonia, los amigos de la historia y de la tradición pueden encontrarse con representantes de pueblos originarios, especialmente, de los Mapuches, que suelen vender sus productos y artesanías en las ciudades.

Los Mapuches tienen un amor muy profundo por la tierra y, por eso, si el viajero se encuentra para la llegada del invierno, el 21 de junio podrá vivir una fiesta única, dado que, para estos pueblos, marca la finalización del período de cosecha y el principio de una nueva época de siembra.

Las localidades a lo largo de la Ruta 40 ofrecen al viajero un sinnúmero de museos donde podrá aprender acerca de la historia y cultura locales, así como sitios históricos y arqueológicos, como, por ejemplo, la Cueva de las Manos, Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Pasen, vean, exploren: es imperdible.

Huella guaraní

Lo más profundo de la selva misionera se da a conocer de la mano de sus pueblos originarios, para descubrir lo que cuentan las huellas en tierra colorada.

En la selva Yriapú, a unos veinte minutos en auto de las Cataratas de Iguazú, habitan comunidades guaraníes, entre ellas Jasy Porã —que significa “luna linda”—. Esta comunidad ofrece la experiencia única de visitarla para conectar con los orígenes de Misiones. El cacique Karai, llamado Roberto, recibe a los turistas que quieran realizar un recorrido por su forma de vida y creencias. El paseo finaliza con un coro de niños que conmueven con sus canciones dedicadas a la naturaleza. Las familias viven de los ingresos que generan a partir de las visitas y de la venta de sus artesanías, que se pueden conseguir allí mismo y próximamente en el Hotel Mercure Iru Iguazú. Jasy Porã invita también a pasar una noche en la comunidad para vivir 100% la experiencia guaraní.

You must be logged in to post a comment Login