FEHGRA Argentina
Prime Ediciones

Terapia de flotación

Por  |  0 comentarios

Un método innovador a la hora de relajarse

La relación del hombre con el agua es tan antigua como su existencia. Por eso no es sorprendente que la flotación sea uno de los métodos relajantes más naturales y efectivos. Todos conocemos esa sensación de liviandad que nos invade cuando dejamos el cuerpo a disposición de los suaves movimientos del mar. Mejor todavía si cerramos los ojos y nos fundimos con el sonido de las olas arrastrándose en la orilla.

Fue John Lily en 1953 quien descubrió los efectos de esta experiencia y creó la terapia de flotación, que consiste en flotar sin esfuerzo en un tanque —o flotario— de agua y sales que permite a quien se sumerja en él alcanzar un altísimo nivel de bienestar.

Los beneficios de esta práctica son extraordinarios: reduce el estrés, alivia el dolor, estimula el flujo sanguíneo y libera endorfinas.

Tomar uno de estos baños se hizo posible gracias a Hydrofloat que trajo a Sudamérica el primer flotario, bajo el nombre “Infinity”. Se trata de una bañera futurista cargada con 600 litros de agua y 350 kilos de sales Epsom, que son conocidas por los efectos beneficiosos para la piel.

Los flotarios están diseñados para que las personas puedan aislarse completamente del mundo exterior. La temperatura del agua es la misma del cuerpo, lo que reduce las señales transmitidas al cerebro y, por ende, permite la eliminación de la tensión acumulada y un absoluto estado de relajación. Las sesiones duran entre 30 y 50 minutos ¡y equivalen a cuatro horas de masajes!

Esta propuesta es una de las más buscadas por spas, espacios de wellness y establecimientos que quieran atraer a sus clientes con un sistema de relajación sano, natural y, sobre todo, innovador.

Más información: www.hydrofloat.com.ar

 

You must be logged in to post a comment Login