FEHGRA Argentina
Prime Ediciones

Fiestas populares

Por  |  0 comentarios

El autor de esta nota se refiere a las Fiestas Populares como una oportunidad de nuevos negocios para empresarios hoteleros y gastronómicos. A continuación algunas ideas sobre el tema.

 Por Damián Faccini (*)

Las Fiestas Populares ofrecen a los lugareños una excelente oportunidad para fidelizar sus vínculos, entretenerse, tomar un contacto más profundo con sus costumbres y tradiciones, y aumentar sus ingresos. La venta de entradas, de comida, la participación en actividades y la presencia de turistas provocan el crecimiento de la zona y sus aledaños. Aumenta, por lo tanto, el interés de sus habitantes de permanecer y arraigarse aún más a su tierra; y se genera un sentimiento de pertenencia mayor que el natural, dado que muchas veces y de manera sana comienza a competir una localidad con la otra.

Los especialistas dicen que “las fiestas populares contienen en sí las distintas tradiciones, creencias y ritos religiosos, la música, las danzas, los juegos o competencias, las comidas y bebidas relacionadas con ellas, la ornamentación, expresiones de literatura oral, vestuario, medios de transporte y otros aspectos de la cultura espiritual y material del pueblo. Estas pueden estar vigentes o no, y poseer un contenido religioso o laico. Su realización puede ocurrir en el medio urbano o rural. Es, por tanto, una manifestación de la cultura tradicional que resulta básica para el estudio integral de un núcleo social, toda vez que muestra las principales costumbres, hábitos y comportamientos”.

Las Fiestas, Celebraciones, Conmemoraciones, Festivales se realizan al aire libre o en espacios cubiertos, se desarrollan por uno o más días, pueden cobrar entrada o tener carácter gratuito.

 ¿Por qué es una oportunidad de negocios?

La visita a la zona donde se desarrolla la fiesta por parte de personas que quizá no tomarían una ruta hacia ese destino, provoca en lo inmediato que aquellos visitantes pernocten, consuman de la oferta gastronómica y no tomen al destino como uno “de paso”. Mientras que, en el corto y mediano plazo, se producen inversiones, arraigos y la economía del lugar toma un vuelco considerable. Existen tantas fiestas como ejemplos que dan cuenta que muchas localidades se han visto modificadas de manera positiva por este tipo de actividades. Las provincias consideran a las fiestas como un elemento vital de su economía y las incluyen en el calendario de oferta turística de manera indudable. Cuando tiene como protagonista a un cultivo, por ejemplo, impulsan sus ciclos productivos y la difusión del producto.

Temas a considerar

Los libros de visitas y foros de la Web brindan información respecto a incomodidades que se puede llegar a padecer los visitantes, relacionadas con ruidos molestos, limpieza de baños, alto valor de entradas o servicios gastronómicos, horario de shows, entre otros. El registro suma inconvenientes más graves y que no deben repetirse bajo ningún concepto, como aglomeración de personas en accesos, mala señalización, escasez de sanitarios o mal cuidados, poca iluminación para las salidas de emergencia, insuficiente señalización, personal improvisado, reventa de entradas, pocos acomodadores. Y otros que directamente ponen en riesgo a las personas, como personal de seguridad que se extralimita, salidas de emergencias  bloqueadas, gradas o cerramientos inseguros.

De la suma de la percepción, es conveniente trabajar eficazmente en los siguientes ítems:

  • Aspecto de la Seguridad
  • Accesos y circulación. Accesibilidad
  • Limpieza y Baños
  • Infraestructura: iluminación, sonido, señalética, visibilidad, estacionamiento, asientos
  • Organización de espacios, stands, otros.
  • Horarios. Cumplimiento de cronogramas.
  • Publicidad, Prensa y Difusión nacional e internacional
  • Atención al visitante. El personal debe estar capacitado. Debe ofrecer trato óptimo, información y asesoramiento turístico
  • Gastronomía en el predio o espacio
  • Política de precios, ya sea de entradas, comida, merchandising, artículos regionales, etc. Posibilidad de comprar entradas con anticipación
  • Planificación de actividades culturales, ya sea shows, comparsas, desfiles, recitales, entre otros
  • Ruidos molestos

Además es necesario considerar especialmente cuestiones relacionadas al clima de la localidad y el impacto que la Fiesta puede ocasionar al destino, cuidando que no se produzca ningún tipo de deterioro.

INFO 1

INFO 2

¿Qué no debe faltar?

Para que la realización de una Fiesta tenga un impacto positivo en la comunidad anfitriona, debería incluir:

  • Artesanos
  • Muestras de fotografías
  • Artistas varios
  • Fuerzas vivas de los pueblos
  • Desfiles
  • Misa
  • Selección de la reina
  • Actividades Ecuestres, etc.

(Fuente: Gobierno de la Provincia de Buenos Aires)

Conclusión

Dada la importancia a nivel económico y cultural que manifiesta este tipo de eventos y en virtud de su crecimiento constante y sostenido, se hace preciso pensarlos y repensarlos una y otra vez, de cara a que los mismos continúen por una misma línea de trabajo, cumpliendo en tiempo y forma su presentación, en las fechas fijadas por el calendario anual, y generando la mayor cantidad posible de pernoctes y consumo gastronómico de la oferta local.

En el calendario argentino se pueden encontrar más de 2600 Fiestas y Festivales, según el Sistema de Información Cultural de la Argentina -http://sinca.cultura.gob.ar-. Por eso comprenderlas como un aliado del Hotelero y del Gastronómico es el primer paso para reconocer definitivamente su existencia como un “sí o sí” en el modelo de gestión, que sumado a los otros aspectos, habrá de atraer mayor cantidad de comensales y huéspedes.

 


(*) Damián Faccini es Técnico en Organización Integral de Eventos y Espectáculos y Relaciones Públicas. Posee una Certificación Internacional en Dirección y Coordinación de Eventos, un postítulo en Gestión Hotelera-Gastronómica, y una Especialización en Gestión de la Calidad Turística. Capacitador de FEHGRA desde hace 7 años.

You must be logged in to post a comment Login