FEHGRA Argentina
Prime Ediciones

Veganismo. Una tendencia que llegó para quedarse

Por  |  0 comentarios

Dentro de las nuevas formas de alimentarse sanamente, el veganismo está ganando un importante terreno y los hoteles y restaurants no pueden quedar al margen. En esta nota, todo lo que hay que saber para una mejor atención.

Está de moda, se sabe. En todos lados se habla de esta nueva forma de vida y de alimentación. Y cada vez hay más restaurants y bares en el país especializados en esta filosofía practicada por millones de personas en todo el mundo, en especial, por los jóvenes.

Si bien no hay estadísticas centradas en la tendencia, es un secreto a voces entre los dueños de establecimientos como bares y restaurants que de los turistas que llegan al país un promedio muy alto es vegano y casi la mitad no come carne o lo hace sólo por probar el manjar argentino.

A esos visitantes hay que agregarle los compatriotas, cada vez más inclinados por el veganismo y que asisten a todas y cada una de las ferias “naturales” para probar nuevas recetas; recetas que los hoteles, bares y restaurants tienen que tener “a mano” para satisfacer la demanda.

Para saber qué hacer frente a este nuevo paradigma, se apunta que el veganismo es un estilo de vida basado en el respeto hacia los animales; que consideran que los mismo son individuos con intereses que merecen ser respetados, lo que tiene implicaciones prácticas que evitan que miles de ellos sufran y mueran en mataderos, centros de experimentación, zoos, acuarios, circos y granjas peleteras, entre otros lugar.

Este pensamiento ha llevado a los cultores del veganismo a tener que preparar recetas alternativas que no incluyan productos de origen animal -huevos, lácteos, carne, miel-, pero llevando una vida sana y equilibrada.

En este contexto, se acepta comer productos crudos porque implica ingerir la energía del alimento vivo y aprovechar al 100% todos los nutrientes que el plato ofrece pues no se degradó por el calor. La clave es que la cocción nunca supere los 38° para así ofrecerse con todos sus beneficios.

Hay varias escuelas de chef que enseñan a cocinar en forma vegana, como una especie de sushi a base de masa deshidratada de semillas, alga nori y quinoa que se puede acompañar con copones de leches vegetales, frutas y vino orgánico, y cerrar el menú con una trufa de chocolate o helado raw, con nueces y almendras activadas –como se conoce al proceso de activación de la germinación–.

Aprender a cocinar

Así las cosas y para mantener este estilo de vida –se puede tener un mínimo de cuatro platos en la carta de cualquiera de los establecimientoses posible aprender a cocinar platos deliciosos sin derivados de animales ni cocción alguna, no perder clientes y agasajarlos.

O los llamados súper alimentos, con ingredientes perfectos para agregar energía a las bebidas. Entre los más conocidos están la maca –una raíz peruana–, el wheatgrass –jugo de clorofila– y la spirulina –un alga con múltiples propiedades–

Pero hay más: esta postura ética frente a la vida tiene tantos adeptos, que es fácil ver a los veganos intercambiando recetas en algunos establecimientos especializados, tales como café con leche con medialunas integrales, sin manteca y con leche a base de castañas de cajú; hamburguesa de mijo o lentejas, con papas rústicas, o pizza, falafel, tartas y milanesas.

Saber cocinar

Para los que quieran cocinar siguiendo los preceptos veganos, que por cierto vale también para los vegetarianos, vayan algunas delicias. Eso sí, tómese su tiempo y disfrute de cocinar.

Lasaña de verduras con bechamel en 50 minutos
Ingredientes: Placas de lasaña, queso rallado vegano (opcional); uvas pasas (opcional). Para el relleno de la lasaña vegana: champiñones; una berenjena; una calabacita; una cebolla y media grande; un pimiento rojo y otro verde medianos; dos dientes de ajo grandes; pimienta negra y sal.

Para la bechamel vegana: 1 litro de leche vegetal sin azúcar; 5 cucharadas de harina; una cucharada sopera de margarina (sin lácteos); nuez moscada, sal

Método Bechamel: en una olla mezclamos todos los ingredientes en frío, para que no haga grumos y lo cocinamos a ebullición hasta que esté bien espeso. Lo dejamos reposar.

Para el relleno, picamos bien todos los vegetales en trozos pequeños y los echamos en una sartén con una chorrito de aceite de oliva. Añadimos una pizca de sal y pimienta negra molida encima. Lo freímos hasta que esté prácticamente dorado y apagamos el fuego.

Las placas las hidratamos y hervimos, cuando estén listas vamos poniendo capa a capa todos los ingredientes y los tapamos con bechamel.

Para el postre podemos preparar Comtessa Vegana:
Ingredientes: 350 gramos de crema vegetal; 200 gramos de chocolate de los cuales 150gr. es para fundir y 50 troceado para decorar; 18 obleas para helado vegetal; 1 cucharada de leche de soja; 1 cucharada de margarina vegetal; 2 cucharaditas de esencia de vainilla; 1 cucharadita de azúcar o, en proporción, tu endulzante alternativo; almendras y cacao en polvo para decorar.

Método: Comenzamos fundiendo los 150 gramos del chocolate con la cucharada de leche de soja y la margarina. cuando esté hecho y haya adquirido una textura cremosa, con ayuda de un pincel vamos extendiéndolo en láminas de papel o aluminio, para así después dejar enfriar en la heladera durante 30 minutos.

Mezclamos la crema vegetal junto con las dos cucharaditas de esencia de vainilla, luego le añadimos una cucharadita de azúcar. En una fuente, ponemos en el fondo una capa de crema, una lámina de chocolate y 3 obleas de helado vegetal hasta cubrir el ancho del recipiente y así hasta cubrir la tartera, espolvoreamos el chocolate y al congelador.

You must be logged in to post a comment Login