FEHGRA Argentina
Prime Ediciones

Hacia el desarrollo sostenible y responsable

Por  |  0 comentarios

FEHGRA, junto a otras instituciones del Sector Turístico de Argentina, adhirió al Código Ético de la Organización Mundial del Turismo.

“La Organización Mundial del Turismo (OMT) se guía por la convicción de que el turismo puede contribuir significativamente a mejorar la vida de las personas y a salvaguardar nuestro planeta. Esta convicción es el eje del Código Ético Mundial para el Turismo, un conjunto de principios para el desarrollo del turismo. Les insto a todos a leerlo, a distribuirlo y a adoptarlo por el bien de los turistas, de los operadores, de las comunidades receptoras y de los entornos naturales del mundo entero”, expresó Taleb Rifai, secretario general de la OMT, animando a la firma del Compromiso a los socios, proveedores, clientes, empleados y accionistas de la organización. La rúbrica supone además un esfuerzo de promoción y comunicación del Código al sector.

En Argentina
Siguiendo estos lineamientos, el sector privado argentino, integrado por la Cámara Argentina de Turismo (CAT) y sus asociaciones miembros, adhirieron al Código Ético Mundial para el Turismo en un acto realizado en diciembre en la ciudad de Bariloche.
El ministro de Turismo de la Nación, Enrique Meyer; el secretario Ejecutivo de Relaciones con los Miembros de la Organización Mundial del Turismo (OMT), Carlos Vogeler; y el presidente de la Cámara Argentina de Turismo, Oscar Ghezzi, encabezaron el acto.
Representando a FEHGRA, una de las entidades firmantes, participó el presidente Roberto Brunello. También estuvieron presentes el vice gobernador de Río Negro, Pedro Pesatti; el secretario de Turismo de la Nación, Daniel Aguilera; la intendenta de Bariloche, María Eugenia Martini; el presidente de Parques Nacionales, Carlos Corvalán; el presidente del Consejo Federal de Turismo, Javier Espina; las subsecretarias de Desarrollo y Promoción Turística del Mintur, Valeria Pellizza y Patricia Vismara; el secretario Ejecutivo del Inprotur, Roberto Palais; y la coordinadora del Consejo Federal de Turismo, Marcela Cuesta.
Carlos Vogeler manifestó la importancia de que las entidades de Turismo argentinas adhieran al Código de Ética y las responsabilidades este conlleva: como respetar todos los aspectos relativos al turismo sostenible y responsable, los derechos humanos y en particular los de las comunidades receptores y los de los trabajadores; la lucha contra la explotación de las personas y el patrimonio cultural y nacional. A su vez, el representante de la OMT felicito al Ministro de Turismo y al Presidente de la CAT por esta iniciativa y destacó el modelo de colaboración público – privado que tiene Argentina en el sector turístico.

Guía para el Turismo
La responsabilidad del sector privado con el Código Ético Mundial para el Turismo de la OMT representa una declaración pública en nombre de la organización turística firmante del compromiso de observar, promover y aplicar los valores del desarrollo sostenible y responsable.
Este Código fue aprobado en 1999 por la Asamblea General de la Organización Mundial del Turismo, y reconocido dos años después por la Asamblea General de las Naciones Unidas. Contiene 10 principios que constituyen a un turismo responsable y sostenible, y que guían a los actores turísticos en el desarrollo de la actividad, cubriendo las componentes económica, social, cultural y ambiental relacionadas a los viajes y el turismo.
Marco de referencia global para el turismo responsable y sostenible, el Código Ético Mundial para el Turismo de la OMT propone, entre otras, las siguientes ideas:

  • El turismo, vehículo de realización personal y colectiva, debe promover la tolerancia, la igualdad entre hombres y mujeres y los derechos humanos, luchando a la vez contra la explotación de cualquier ser humano, y especialmente de los niños.
  • Es esencial que los agentes del turismo salvaguarden el entorno natural para alcanzar el crecimiento económico sostenible y satisfacer las necesidades de las generaciones presentes y futuras.
  • El proceso del desarrollo de las infraestructuras y las actividades turísticas debe contemplar la protección del patrimonio natural, la conservación de los recursos, así como la prevención de la producción excesiva de residuos. Los actores clave del turismo, especialmente los profesionales, deberían acordar la imposición de límites o restricciones a sus actividades en zonas vulnerables.
  • La planificación y la explotación de complejos o alojamientos turísticos deben integrar a los habitantes del lugar en el tejido económico y social del destino, dando prioridad a la mano de obra local cuando las competencias sean las mismas. Los inversores y los profesionales del turismo deben llevar a cabo estudios del impacto ambiental de sus proyectos, suministrar información transparente sobre futuros programas y sus posibles repercusiones y fomentar el diálogo con la población afectada.
  • Los profesionales del turismo tienen la obligación de proporcionar a los turistas información objetiva y veraz sobre sus destinos y las condiciones de viaje, recepción y estancia. Es imprescindible que, en cooperación con las autoridades públicas, velen por la seguridad de sus clientes y su repatriación (en caso de quiebra), garantizando sistemas de seguro y asistencia y abonando indemnizaciones justas cuando no cumplen sus obligaciones contractuales. Los profesionales turísticos deberían fomentar la autorrealización de los turistas en lo cultural y lo espiritual y permitir la libre práctica de su religión.
  • Las multinacionales no deben ni aprovecharse de su posición dominante en los destinos, ni imponer artificialmente modelos culturales y sociales. A cambio de la libertad de invertir y comerciar, deben involucrarse en el desarrollo local y evitar la repatriación excesiva de sus beneficios o las importaciones inducidas. Deben garantizarse los derechos fundamentales de los trabajadores. Las relaciones de equilibrio entre las empresas de los países emisores y receptores contribuyen al desarrollo sostenible y por lo tanto merecen ser alentadas de forma explícita.

52 Compromisos

 ¿Quiénes firmaron?

Además de la CAT y FEHGRA, firmaron el Código de Ética las siguientes entidades: la Asociación Argentina de Ecoturismo y Turismo Aventura; la Asociación de Organizadores de Congreso de Argentina; la Asociación de Hoteles de Turismo de la República Argentina; la Asociación de Hoteles, Restaurante, Confiterías y Cafés; la Cámara Argentina de Alquiladoras de Autos; la Cámara Argentina de Centros de Ski y Turismo de Montaña; la Cámara Argentina de Tiempo Compartido; la Cámara de Hostels; la Cámara de Turismo Médico; Destino Argentina; la Federación de Asociaciones de Empresas de Viajes y Turismo; la Federación Argentina de Cámaras de Turismo de la República Argentina; y la Asociación de Centros de Idiomas.

El texto completo se encuentra disponible en http://ethics.unwto.org.

You must be logged in to post a comment Login