FEHGRA Argentina
Prime Ediciones

Uno de cada once empleos en el mundo es en turismo

Por  |  0 comentarios

Como parte de su estrategia de trabajo en los foros internacionales, las autoridades de la Federación recibieron al presidente de la IH&RA, el suizo Casimir Platzer.

Casimir Platzer llegó a Buenos Aires para presentar, junto a las autoridades de FEHGRA, el nuevo Premio a la Trayectoria “Antonio Gómez”, cuyo propósito es destacar a los dirigentes empresarios hoteleros y gastronómicos de reconocimiento nacional e internacional. Presidente de la International Hotel & Restaurant Association (IH&RA;), estuvo en nuestro país por casi tres días, lapso que aprovechó para tomar contacto en forma directa con los requerimientos y las problemáticas de la actividad en esta parte del mundo. En la sede de la Federación fue recibido por el presidente Roberto Brunello, el secretario Alejandro Moroni y el licenciado Jordi Busquets, vicepresidente de la IH&RA;, en representación de la Federación.
Locuaz, profesional, amable, Casimir Platzer se graduó en la Escuela de Hotelería de Lausanne y es propietario, desde 1992, del Belle Epoque Hotel Victoria, un hermoso establecimiento ubicado en la pintoresca localidad de montaña Kandersteg (Suiza). Fue presidente de la Asociación Hotelera de la región Bernese Oberland (Alpes de Berna) de 2000 a 2008, luego fue presidente de la GastroBern, del 2003 al 2012, y formó parte del Directorio de la Oficina de Turismo Suiza. En abril de 2013 fue nombrado presidente de la IH&RA;, y recientemente fue elegido titular de la Asociación Suiza de Hoteles y Restaurantes (GastroSuisse). Casado, con dos hijos, habla alemán, inglés, francés, italiano, y comprende español.

¿Qué es la IH&RA?

Casimir Platzer explicó que la International Hotel & Restaurant Association es la única organización de la industria dedicada exclusivamente a la defensa de los intereses de la actividad de hoteles y restaurantes en todo el mundo. Monitorea la problemática de las más importantes organizaciones internacionales; El empresario hotelero Casimir Platzer es presidente de IH&RA.representa los intereses de la industria ante las autoridades públicas. Nuclea a alrededor de 200.000 hoteles y 6 millones de restaurantes, y está reconocida por la Organización de las Naciones Unidas (ONU).
Agregó que la primera cooperación internacional en el sector de la hospitalidad se dio en 1869 en Konstanz, Alemania, con el nacimiento de la International Hotelmen Alliance: “Inmediatamente después del final de la Segunda Guerra Mundial, en 1947, se creó la actual Asociación Internacional de Hoteles, y en 1997 se sumó a la misma la industria de los Restaurantes, lo que conformó a la IH&RA; tal como existe hoy en día”.

Relaciones Internacionales
La entidad tiene como misión lograr un mejor reconocimiento de la industria y relacionarse con las agencias internacionales, como la ONU, el programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, la Organización Mundial de Turismo (OMT), la Organización Mundial del Trabajo (OIT) o las ISO (International Organization for Standardization). Se analizan y observan las nuevas reglamentaciones, proyectos o regulaciones que pueden interferir en la actividad. A partir de ello, se toman acciones para revertir y proteger los intereses del sector, siempre persiguiendo el objetivo de alcanzar un mejor reconocimiento para la industria, y también escuchar a todos los miembros. Casimir Platzer indicó que durante este período se propone, entre otras cosas, intensificar las relaciones internacionales. En este sentido, comentó la suscripción de un acuerdo entre IH&RA; y la OMT, a través del cual se consigna que es considerada como su socio estratégico y el referente de la industria de la hospitalidad.

El potencial del Turismo
Casimir Platzer expresó que el Turismo es una de las principales actividades económicas del mundo y una de las más importantes en la generación de empleo: “Representa el 9 por ciento del PBI, y el 6 por ciento de las exportaciones mundiales, con U$S 1.3 trillones en exportaciones. Uno de cada once empleos es en turismo”. Además destacó el crecimiento exponencial de la actividad, y comparó su performance durante las últimas décadas: “En 1950 había 25 millones de turistas internacionales, en 2012 llegamos a 1035 millones. Y deben sumarse de 5 a 6 billones de turistas domésticos”.
Opinó que la actividad tiene el potencial de disminuir la pobreza del mundo a través de los recursos locales y del desarrollo sostenible; y que moviliza otros sectores, como el de insumos y servicios, construcción, agricultura, transporte, entretenimiento y artesanías. Entre las cualidades valoradas a nivel global subrayó que genera diálogo social y que tiene la capacidad de crear micro empresas y PyMEs, que son la columna vertebral del empleo en un país.

De izquierda a derecha, Roberto Brunello, Casimir Platzer, Alejandro Moroni y Jordi Busquets

De izquierda a derecha, Roberto Brunello, Casimir Platzer, Alejandro Moroni y Jordi Busquets

Su mirada sobre la Hospitalidad
En esta línea, la industria de la hospitalidad es la columna vertebral, es la parte más importante de la actividad turística. Hoteles y restaurantes son los dos servicios más relevantes de este sector, excluyendo al transporte internacional. “A pesar de ser una de las más grandes industrias, no estamos organizados. El sector está integrado por negocios muy pequeños que cuentan con pocos empleados y grandes empresas con cientos de empleados. El 90 por ciento de nuestros miembros son pequeñas y medianas empresas, por lo tanto no es fácil representarlos. Además en muchos países hay varias organizaciones que representan a la industria. Esto sucede tanto en Argentina, como en Europa o Asia. Hoy estamos muy fragmentados. Es necesario que el sector tenga una representación sólida, y nuestro reto es poder cambiar esta situación”, indicó el empresario.

Oferta informal, un problema global
Entre los desafíos que tiene por delate en el mundo, el dirigente suizo puso énfasis en la problemática de los alojamientos informales, advirtiendo que si no están regulados se atenta contra la seguridad del turista y representan una competencia desleal para el hotelero, ya que no están jugando con las mismas reglas: “Son lugares que no cumplen con los estándares de seguridad, limpieza y comodidad, además de que no pagan ningún impuesto. Se trata de un caso de competencia desigual. Para nosotros y para los gobiernos, el control de esta oferta es un reto”.
También explicó que “los hoteleros no estamos en contra de esta modalidad, lo que aspiramos es que todos respetemos las misma reglas”. Sobre las medidas posibles para regularizar el alojamiento informal, opinó: “Cada ciudad debe asegurarse de que paguen impuestos, y que cumpla las regulaciones de salud, seguridad y confort que deben asumir. Las ciudades deben monitorean la actividad, no pueden mirar para otro lado. Las experiencias dicen que las posibles soluciones se dan a nivel de ciudades y no de países”.

C-192-019
¿Quién se queda con la rentabilidad?
También se refirió a las OTAs (Online Travel Agencies): “Las agencias de viaje online cobran $320.500.000.000 por comisiones en forma anual, y esta cifra no se invierte en la industria de la hospitalidad”. Indicó que cobran comisiones cada vez más altas y que la rentabilidad de la actividad hotelera es cada vez menor. “Nos consiguen muchos clientes, pero también se llevan mucha plata. Aprovecharon la fragmentación de la industria hotelera y la falta de tiempo para hacer marketing y distribución. Sin embargo, es necesario que los hoteleros recuperemos nuestro canal de ventas directas y para esto es indispensable que la industria trabaje para estar más unida. Debemos asumir la responsabilidad del sector, que hace unos años cedió el manejo de su oferta a los sitios de reservas y ahora tiene que recuperarlo. Para lograrlo, desde los hoteles deben desarrollar al máximo sus propios sitios web, para ofrecer tarifas convenientes y promociones a la compra directa”.
También reconoció que las OTAs tienen gastos anuales en publicidad que la actividad no puede afrontar: “Sin embargo, tenemos una gran red, con miles de establecimientos en cada país, que si se mantiene unida puede avanzar en el desarrollo de tecnología. Lo principal es poder redirigir las reservas a nuestros sitios web, haciéndolos más atractivos para los clientes, brindando algo extra a quien reserve por allí, y, por supuesto, manteniendo el mismo precio que ofrecen las agencias”. Otro condimento indispensable para revertir la situación y asumir con proactividad la defensa de los intereses sectoriales es el posicionamiento de las instituciones: “Es fundamental fortalecer a nuestra Asociación Internacional y transformarla en una organización más poderosa, como por ejemplo lo es la IATA en la industria aéreo-comercial”, explicó Casimir Platzer.

E-395-029
Estrellas vs. Experiencias
“Dentro de la IH&RA; analizamos si es posible establecer una guía de estándar a nivel mundial para hoteles. En principio no vemos que sea posible. En Europa, hay un sistema que está bajo prueba, pero tan pronto como esto se mude al área mediterránea habrá problemas en la clasificación de los estándares, porque hay países con otras culturas y mentalidades que dificulta que haya un funcionamiento parejo. Un sistema puede funcionar muy bien en Alemania, Suiza, Holanda, Dinamarca, Suiza, países nórdicos y demás, pero en Italia o España tal vez no. Por eso no veo que podamos tener una estandarización global”, expresó Casimir Platzer, y agregó que la institución integra un grupo de trabajo convocado por la OMT, cuya misión es encontrar una solución global al tema de los estándares. Y marcó una diferenciación: “A veces nos confundimos. Clasificación es una cosa, es decir, `esto es hotel, esto es cabaña`, pero la categorización pasa por el estándar”. También se refirió a la importancia de puntuar las experiencias en los sitios web: “Hoy los potenciales viajeros miran primero las experiencias de otros clientes, antes de observar cuántas estrellas tiene un establecimiento, y con esta información, sumada a lo que el hotel tiene para ofrecer, arman su propia imagen”.
Casimir Platzer mencionó otros ejes que en el mundo dificultan el crecimiento de la actividad, como los problemas de transporte o movilidad dentro de cada destino, y los temas relacionados a impuestos y visados. Sobre este último punto destacó: “Argentina no tiene problemas de visas, el trámite es muy sencillo, situación que facilita la llegada de turistas internacionales”. También analizó el tema del trabajo conjunto entre los sectores públicos y privados: “Organizaciones como la IH&RA; bregan porque la relación y la cooperación pública-privada en una actividad como la nuestra, sea respetando la armonía y las diferencias que existen en cada país. Como son modelos económicos y sociales diferentes, se trata de sensibilizar y fomentar la necesidad de profundizar la cooperación público-privada para cualquier tema, porque el entramado de nuestras empresas hace necesaria esa cooperación”.
Llegó a Buenos Aires el mismo día en que se disputó el partido de fútbol Argentina-Suiza, de la Copa del Mundo. Pudo verlo en el lobby del cosmopolita Hotel Emperador, y a pesar de la derrota del equipo de su país de origen, su ánimo absolutamente cordial no lo abandonó ni por un minuto.

You must be logged in to post a comment Login