FEHGRA Argentina
Prime Ediciones

“Mi abuela ya hacía Marketing de Servicios”

Por  |  0 comentarios

Reportaje al empresario hotelero Sandro Gressani, integrante de una de las familias hoteleras más tradicionales de la Patagonia, con más de 60 años de trayectoria en la actividad.

Dueña del Hotel Nevada, inaugurado en 1952, y del sofisticado cinco estrellas Alma del Lago Suites & Spa, la Familia Gressani conforma uno de los grupos hoteleros más tradicionales de la Patagonia. En esta entrevista Sandro Gressani habla de su infancia, de los desafíos del destino, de la Filial local, y de la gran oportunidad que ofrece el mercado interno.

ELEG_Sandro GressaniEx Secretario de Turismo de su ciudad, ex presidente de la Asociación local, con experiencia de haber participado en la Cámara de Turismo local y en el Ente de Promoción, el empresario subraya el relevante rol de FEHGRA y sus Filiales en el desarrollo de la hotelería, la gastronomía y el turismo argentino.

 

¿Cuál es la principal fortaleza de la Familia Gressani?
Tener una vasta experiencia de más de 60 años en este rubro. Desde los comienzos de mis abuelos en los años 50 hasta hoy, trabajamos de forma ininterrumpida en el desarrollo de la hotelería de nuestra ciudad.

¿Cuáles son los primeros recuerdos en el hotel de su familia?
Tanto mis hermanos como yo nos iniciamos desde muy chiquitos, ya caminábamos por los pasillos de los hoteles de mis padres con cinco años, ayudando y, a la vez, jugando.

¿Tiene recuerdos transmitidos de la época en que sus padres se iniciaron en la actividad?
Mis padres, Enrico y Elda, comienzan en la actividad cuando eran muy jóvenes, a mediados de los años 50. En esa época era muy difícil desarrollarse en la hotelería, había que construir con los materiales que existían y soportar largos inviernos. De hecho, la temporada importante de Bariloche era el verano, recién comenzaba a desarrollarse el centro de esquí Catedral. Ellos siempre nos decían “un huésped contento va a volver, dejen marcada una sonrisa en el rostro de cada persona que nos visita”. También recuerdo que en el Hotel Nevada, inaugurado en 1952, mi madre y mi abuela Italia se levantaban a las 6 de la mañana para hornear el pan y preparar el desayuno para los huéspedes. Ellas abrían las puestas del comedor para que el aroma de pan recién horneado subiera por las escaleras. Lo primero que apreciaban los huéspedes al levantarse era ese aroma, y ya bajaban con una sonrisa de placer. Sin saberlo mi abuela y mi madre estaban haciendo Marketing de Servicios. Esta es una de las cosas que nos siguen inspirando hoy.

¿Cómo comenzó a participar en la Filial Bariloche?
Nací en Bariloche y luego de mi formación universitaria en Buenos Aires, con mi hermano Claudio, comenzamos a trabajar junto a otros jóvenes en la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica Bariloche. Durante 22 años participé con mucho interés en esta institución y otras, como la Cámara de Turismo y el Ente de Promoción. Comencé desde bien abajo, pasando por cargos de Vocal, Secretario, Tesorero y Presidente, hasta que, a mediados de los años 90, asumo como Secretario de Turismo de Bariloche y, junto a la dirigencia empresarial, pudimos hacer un hermoso proyecto turístico con el Gobierno Municipal de aquella época. Gran parte de mi formación empresarial se la debo a FEHGRA y la Filial de nuestra ciudad. Ya hace cuatro años que no estoy participando, pero sigo convencido de que es una importante Institución que trabaja para la protección y el desarrollo del Turismo y de nuestro sector. (Nota de redactor: Adriana Gressani, hermana de Sandro, es vocal de la Asociación.)

¿Qué significa FEHGRA para usted?
Fue y será nuestra Institución madre, donde cada Filial de cualquier rincón del país tiene un ámbito donde puede ser representada, escuchada y llevar adelante proyectos en común. No deja de ser menor el hecho de que las Filiales también encuentran en FEHGRA un lugar de intercambio de experiencias y generador de relaciones.

¿Cómo tomaron la decisión de invertir en un nuevo emprendimiento de alta gama, como lo es el Hotel Alma del Lago Suites & Spa?
Por la búsqueda de auto superación y devolverle a Bariloche algo de lo que durante tres generaciones nos ha dado a mi familia. Queríamos ofrecerle a nuestra querida ciudad un establecimiento de jerarquía internacional, un 5 estrellas de lujo que lo puedan disfrutar los que nos visitan y se maravillan con estas tierras.

¿Cuál fue la clave para remontar la situación después del problema de las cenizas?
Trabajo, esfuerzo y perseverancia, no fue la única crisis que hemos pasado en estos 65 años de actividad.

¿Cuál es su mirada respecto de la actividad turística a lo largo del país?
Hay una gran oportunidad de que el mercado interno comience a viajar más dentro del país y hay que aprovecharla. Tenemos muchos destinos fantásticos, para todas las edades y gustos. Dentro de la Patagonia hay lugares para sorprenderse y con servicios de nivel internacional.

¿Cuáles cree que son las problemáticas que más afectan a los establecimientos de las ciudades patagónicas?
La lejanía de los grandes centros como Buenos Aires, Córdoba o Rosario, que hacen que el transporte aéreo sea el principal medio para traer pasajeros, donde el costo aéreo es clave para poder ser atractivo al momento de la definición del viaje. La distorsión en los costos laborales, como el adicional por zona fría que se aplica únicamente a las ciudades patagónicas. Los costos energéticos que a medida que nos alejamos de Buenos Aires son cada vez mayores.

¿Cómo siente que se adapta el hotelero y gastronómico a las particularidades del nuevo turista?
En forma no muy rápida a los cambios. Hoy Internet, con la web y las redes sociales, han dado la posibilidad de que cualquier persona pueda estar viendo o comprando servicios en tiempo real de un hotel de Venecia, Madrid, Londres o Bariloche. Esto hace que el turista tenga mucha más información y pueda ver destinos de vanguardia y nuevas tendencias. Hay que estar muy atento a esta realidad y evolucionar con los cambios.

¿Cuáles son las expectativas del sector para los próximos años?
Este segundo semestre será difícil, pero creo que a partir del 2015 las expectativas son buenas. Por supuesto dependemos de las variables económicas, donde el Gobierno Nacional influye en gran medida e impacta en forma importante en nuestra actividad.

¿Qué datos alentadores puede destacar respecto de la evolución de la actividad en los últimos años?
Es de destacar el trabajo que el Ministerio de Turismo de la Nación ha hecho a través de los años, desarrollando y acompañando los destinos turísticos del interior.

Números
• 65 años de trayectoria en el mercado hotelero gastronómico. Tres generaciones.
• 2 Hoteles: Nevada y Alma del Lago Suites & Spa.
• 181 habitaciones. (81 en el Nevada y 100 en Alma del Lago)
• 12.000 m2, en total.
• 130 empleados.

 

You must be logged in to post a comment Login