FEHGRA Argentina
Prime Ediciones

Hoteles más seguros

Por  |  0 comentarios

La detección temprana de posibles focos de incendio y el control de las zonas más riesgosas son claves para evitar sucesos de pequeña, mediana o gran escala. Mejor prevenir que lamentar.

Podemos considerar a un hotel como un edificio de alto riesgo en aspectos de protección y prevención en incendios. Esto se debe a la gran cantidad de variantes que presentan sus características generales: multi-idioma, circulación de pasajeros las 24 horas, personal interno realizando múltiples tareas –que van desde el arreglo de una canilla hasta la organización de una gran fiesta que puede incluir a más de 500 personas– ascensores, pasillos, habitaciones, decoraciones de diversos tipos, entre otros.
En definitiva, un hotel podría ser comparado con una pequeña ciudad, por lo que sus recaudos contra incendios deben tener en cuenta varios cigarro F-563-053 aspectos. Las causas más comunes tienen que ver con la acumulación de basura y papeles; la presencia de materiales combustibles próximos a fuentes de calor (llamas abiertas y acciones desafortunadas de los huéspedes, como fumar cigarrillos en la cama, dejar cigarrillos mal apagados cerca de moquetas y cortinas, entre otros); y problemas en el funcionamiento de calentadores, parrillas y climatizadores.

Consideraciones
En general, se recomienda que este tipo de edificios no solo incluyan sistemas de detección de humo, alarmas y gabinetes de mangueras hidrantes, sino también rociadores automáticos que puedan responder en forma inmediata ante la emergencia de un incendio. Existen diversos casos en donde, a falta de este último elemento, los incendios no se han podido resolver en tiempo y forma, generando grandes daños.
Al mismo tiempo, es necesario contar con una correcta capacitación del personal que forma parte del equipo de trabajo, para que conozcan las precauciones a tener en cuenta y el modus operandi en caso de que se genere un incendio. En esta misma línea, deben ofrecerse indicaciones para los huéspedes, que sean comprensibles para cualquier tipo de idioma (señas, símbolos, manuales de instrucciones adaptados), y salidas de evacuación que estén preparadas para el volumen de ocupación del edificio. A su vez, siempre es importante contar con el aval de normativas y legislaciones de seguridad.

Habitualmente las cocinas son consideradas unas de las zonas que mayor riesgo tiene dentro de un hotel, ya que es el espacio donde se utiliza fuego, gas, electricidad y aceite en forma simultánea. Cualquier manipulación errónea de alguno de estos elementos puede generar un incendio con facilidad. Por ello, es clave considerar los siguientes recaudos:

• Asegurarse de que las campanas estén construidas con materiales MO no poroso y situadas a más de 50 cm de cualquier material no protegido.
• Contar con extintores y/o espumas, así como con mantas anti-fuego, ya que el incendio producido por aceites o grasas no puede apagarse con extintores de agua, ni de polvo.
• Vigilar freidoras y parrillas.
• Conocer el manejo de los interruptores generales de electricidad y las llaves de corte de gas.
• Limpiar frecuentemente los filtros y conductos de evacuación de las campanas de humo situadas sobre las cocinas.

Legislación
A nivel nacional, no existe una normativa que apunte específicamente a la gestión de prevención de incendio en el sector de hotelería. Por el momento, solo hay normativas y reglamentaciones generales, en las cuales se pueden encuadrar este tipo de instalaciones, como puede ser la ley de seguridad ocupacional, las normas de seguridad eléctrica, seguridad en gas, seguridad alimentaria, seguridad mecánica, con leyes nacionales, provinciales y municipales, o códigos de edificación. Más recientemente, la disposición 415, que se puso en marcha en la ciudad de Buenos Aires, hace referencia a las normas IRAM y NFPA y se adapta a este tipo de prevenciones. Es recomendable que sea implementada incluso fuera del ámbito de la ciudad de Buenos Aires, de forma “voluntaria”.
En este contexto, es importante definir una frecuencia de visitas de control que analice la instalación y avale el correcto funcionamiento de los sistemas de prevención existentes, en función de las normativas comentadas. Esto debe hacerse con una continuidad que dependerá de cada infraestructura en particular.


Casos
En este sentido, la empresa Tyco Integrated Fire & Security, por ejemplo, adopta las normas de la National Fire Protection Association (NFPA), que es la fuente principal a nivel mundial para el desarrollo y diseminación de conocimiento sobre seguridad contra incendios y vida. Principalmente hacen foco en la NFPA 1, que se refiere a la “Seguridad contra incendios”, y la NFPA 101, que se enfoca en la “Seguridad Humana”.
Dichas normativas se tienen en cuenta tanto para la adecuación segura de edificaciones de alta peligrosidad, como para lugares de reunión institucional, fabril e industrial de riesgo moderado, hoteles, comercial de bienes y comercial de servicios; en los temas de detección de incendios, medios de evacuación y sistemas de ventilación se tienen en cuenta los requisitos mínimos determinados en la misma norma. NFPA define varios criterios para contemplar las visitas de mantenimiento del sistema contra incendios. Siempre toma un mínimo de que cada uno de los elementos del sistema que debe ser verificados al menos una vez por año. Partiendo de ese mínimo, y de acuerdo a la sensibilidad de ese elemento, la frecuencia de visita va aumentando. Tyco Argentina tiene clientes que visitan en forma bimestral, y otros que controlan tres o cuatro veces por mes.

Concientizar
No existen estadísticas oficiales sobre incendios en nuestro país, o al menos no son accesibles al público en general, y no son comparables con otras ciudades en países desarrollados, donde las medidas de protección contra incendios están muy avanzadas. Por ese motivo, muchos países toman como norma propia las regulaciones de la NFPA. Sin embargo, la poca información que se difunde sobre los incendios de estos países, no brinda herramientas de concientización sobre las causas y medidas preventivas, generando que cada año el promedio de incidentes se incremente.
Por lo tanto, es importante que las tecnologías de prevención y las normativas legales se complementen para lograr una efectiva protección de los edificios de gran envergadura y diversidad, como los hoteles. Existen algunos casos sucedidos en países dentro de Latinoamérica que justifican la necesidad de tener todos estos aspectos en cuenta. Han sucedido incendios graves en sitios de reunión, locales comerciales, edificaciones altas e industriales, carentes de sistemas de extinción automática de incendios, que se encuentren controlados por las normativas adecuadas. Se trata de edificios modernos, construidos recientemente, en los que la aplicación de la normativa internacional en seguridad contra incendios, disponible durante el momento de su diseño y construcción, hubiera evitado las tragedias o, como mínimo, limitado la pérdida de vidas.

Fuente: Tyco Integrated Fire & Security, empresa internacional proveedora de soluciones de seguridad y prevención de incendios.

You must be logged in to post a comment Login